Más de 15 días han pasado desde que Diana Quer fue vista por última vez. El tiempo transcurrido no ha hecho más que ampliar las hipótesis que se guardan bajo secreto de sumario.

La pista más fuerte, aunque ninguna ha sido descartada, es la de la huida voluntaria en un principio con posteriores complicaciones para regresar o comunicarse luego. Que las batidas en A Cobra do Caramiñal no hayan dado con nada llamativo que pudiera servir a la investigación ha intensificado la idea popular de una marcha elegida.

El cambio de ropa y el rastreo de su teléfono móvil apuntarían a esta hipótesis. Pero para sus padres lo improbable de esta posibilidad radica en la cantidad de días que ya han transcurridos sin ninguna novedad.

¿Puede una adolescente desaparecer durante 17 días sin dejar rastro? Para Carlos Quer, al menos su hija no, joven a la que describe con un carácter vulnerable. Para la madre tampoco es viable esta suposición. Especialmente porque el DNI no está en su poder y creen que no llevaba más de 20 € el día que desapareció.

La búsqueda se ha ampliado a Italia y Portugal y los próximo días se cree que también se extenderá a Bélgica, Suiza y Francia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!