El Tribunal supremo ha decidido investigar a Rita Barberá debido al caso de blanqueo de dinero que tuvo lugar en el ayuntamiento de Valencia. Ahora como investigada (antigua figura de imputado) la exalcaldesa de Valencia se convierte en un peso más a las espaldas de un Partido Popular ya muy bañado de corrupción.

El alto tribunal finalmente ha admitido la propuesta de investigar a Barberá debido a su necesaria implicación en los presuntos hechos en los que se han visto investigados prácticamente todos los componentes de su antiguo equipo en la alcaldía. Ante las evidencias, el Supremo ha visto razones más que suficientes para abrir una causa contra la senadora del Partido Popular respondiendo así positivamente a la petición que ya hiciese la fiscalía en el mes de julio.

Numerosas sospechas y suficientes fundamentos de la mala gestión y la corrupción evidente que, según se ha ido descubriendo, tuvieron lugar en el ayuntamiento de Valencia durante los muchos años que Barberá estuvo al frente del mismo, han sido la base para que la fiscalía llamase la atención del supremo sobre la necesidad de nombrar a un juez instructor de cara a una investigación que no puede ser llevada a cabo por el juez encargado de investigar el caso Taula. Esto es así debido al aforamiento del cual disfruta Barberá gracias a su cargo de senadora.

El tribunal supremo destaca en su escrito que los hechos descritos por el juez que instruye el caso en el Juzgado de Instrucción nº18 de Valencia, son suficientes para entender la existencia de un delito de blanqueo de capitales por parte de la senadora del PP Rita Barberá y, por tanto, se hace imprescindible su investigación al respecto.

Aunque no han podido evitar la final investigación de su más protegida senadora, en el Partido Popular no dudaron en darle el mencionado cargo a la exalcaldesa para, gracias al aforamiento, prolongar en la medida de lo posible la negación de su implicación y mantener su imagen de cara a las elecciones.

Acercándonos peligrosamente a una tercera repetición de los comicios, esta vez ha sido inevitable el escándalo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!