Las elecciones vascas y gallegas pueden ser el antes y el después del partido socialista de Pedro Sánchez. La situación del PSOE a nivel nacional sale muy cuestionada tras los resultados, tanto en Galicia (14 escaños) sobrepasado en votos por la irrupción de EnMarea, como en Euskadi, pierde el paso con 7 escaños menos ante la formación de Podemos. La perdida de posiciones de los socialistas, el ambiente generado, puede pasar factura a la posición de Pedro Sánchez dentro del partido que al final de la semana organizará su comité federal. La postura de enroque ante la propuesta de gobierno de Mariano Rajoy, un no a su investidura, podría ser dinamitada por los críticos del partido.

Los barones verían más factible una abstención con matices a la investidura de los populares. Las posiciones de Pedro Sánchez acercándose a un Podemos de Errejón y hacia fuerzas nacionalistas, como ERC, perdería fuerza en este nuevo tablero. Por otra parte Mariano Rajoy sale fortalecido tras las elecciones gallegas. La posición de los populares en Euskadi, que nunca ha sido relevante, en esta ocasión, ha mantenido su representación con apenas un escaño menos, de 10 a 9.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!