Más allá de las voces disonantes de esta semana y de los videntes que podían ver la abstención del PSOE para dejar libre un gobierno de Rajoy en la última sesión de investidura, Pedro Sánchezha dejado claro la posición que debe de tomar el partido: No al gobierno de la corrupción, No a Rajoy y no a un gobierno del PP, al menos, hasta Octubre.

El candidato socialista ha salido fortalecido en el Congreso, tanto en sus filas como en decisiones que se podrían plantear con las demás fuerzas políticas. La negativa contundente a cualquier entendimiento con las propuestas de gobierno del PP junto a Ciudadanos, la principal crítica que le ha atribuido Mariano Rajoy a los socialistas, falta de responsabilidad, es la que ha querido sacudirse Pedro Sánchez, indicando que el único culpable de este marasmo ingobernable ha sido el propio Mariano Rajoy.

Ciudadanos por su parte ha querido ver en las palabras de Pedro Sánchez un resquicio de posibilidad de gobierno en el caso que Mariano Rajoy no fuera el candidato en unas futuras negociaciones, así lo dejó ver Felipe González en un comunicado de ayer por la tarde. Albert Rivera vería de forma positiva este movimiento, mientras que los socialistas podrían plantear un gobierno con el acercamiento de Ciudadanos y Unidos Podemos, otra comunión que podría tomar cuerpo después de las elecciones en Galicia y País Vasco.

Por último, unas nuevas elecciones en Diciembre no es el mejor escenario aunque el candidato socialista Pedro Sánchez ha dejado claro que no sería para nada descartable.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!