El juicio se celebrará el 24 de octubre en la sección novena de la Audiencia Provincial de Málaga y englobará toda la denominada operación Majestic contra la corrupción tanto urbanística como política en Casares. Lo más probable es que dicho juicio se prolongue hasta el 4 de noviembre. En total hay nueve acusados, entre los que se encuentran el propio Juan Sánchez, su mujer, el que en su momento fue secretario municipal y el abogado que redactó los informes jurídicos.

La Operación Majestic se desarrolló en 2012 cuando se hallaron indicios de actividad ilegal de una organización criminal rusa que blanqueaba dinero a través de proyectos urbanísticos en esta localidad de la Costa del Sol.

El ex alcalde de casares, dice la acusación, apoyó repetidamente a esta asociación criminal e incluso incentivó sus operaciones hasta el límite de facilitar trámites burocráticos sin prestar atención a las normas legales o saltándose los procedimientos establecidos en favor de la construcción de urbanizaciones en diversas áreas de la localidad. Esta colaboración estrecha se realizó, según la Fiscalía, a cambio de elevadas sumas de dinero que ascendían hasta los 300.000 euros.

Los principales sospechosos de esta red de blanqueo rusa son Robert Gaspar (huido de la justicia) y Robert Mani. Ambos fueron los que suscribieron una serie de convenios, según Anticorrupcion, con el alcalde de Casares acordados con “una elusión burda a la ley administrativa” para facilitar este blanqueo de capitales “con el consiguiente desvío a manos privadas de derechos patrimoniales públicos”.

Juan Sánchez intentó presuntamente ocultar a conciencia estos sobornos que recibía mediante “sociedades interpuestas”, según el fiscal. La acusación también declara que el ex alcalde llegó incluso a comprar boletos de lotería de la ONCE ya premiados para poder blanquear parte del dinero dándole un disfraz legal.

Estos boletos fueron hallados en su domicilio cuando se desencadenó la operación Majestic.

Juan Sánchez fue alcalde de Casares durante 25 años, exceptuando un período de 5 años en el que el gobierno del Ayuntamiento estuvo a cargo del Grupo Independiente Liberal (GIL). Dimitió como alcalde de la localidad en marzo de 2009 al interponerse a finales de 2008 dos denuncias contra él por presuntos delitos de corrupción urbanística.

Fue encarcelado en 2012 cuando se desencadenó la Operación conjunta del cuerpo Nacional de policía y la guardia civil que llevaba por nombre Operación Majestic, sin embargo, salió en libertad a los tres días tras pagar una fianza de 200.000 euros.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!