Disponía de 15 minutos Ángel Gabilondo para contrarrestar el discurso de Cifuentes sobre la Política General de Madrid, como muchos esperan el líder socialista no defraudó. Cristina Cifuentes tuvo que sufrir la ironía y los ataque educados del Catedrático universitario, que por momento hicieron que Cifuentes se sintiese mal. Como muchas fuentes cercanas afirman, es algo normal esta situación cuando quien preside da un discurso vago y basado en la defensa de su partido y sobre todo pensando más en la política nacional que pensando en la política madrileña, algo que se lo recordó Gabilondo, quien con ironía reconocía ser un mediocre por preocuparse por Madrid en el Parlamento de la Madrid.

Actitud socialista que parece haber calado entre los madrileños, puesto que la actitud de Cifuentes, demostrando otros intereses no sentó del todo bien.

En un intercambio de reproches, cada líder en su tiempo, Gabilondo volvió a recordarle que el error de Cifuentes era no tener libertad para explicarse y que llevaba el discurso elaborado y que fuera como fuese iba a soltarlo tal cual. Se lo recordó cuando Cifuentes le “rebatió” sobre la brecha salarial, actitud que levantó muchas risas y Cifuentes ostentó uno de los momentos de mayor vergüenza, pues el líder socialista le recordó que él no había hablado nada de brecha salarial, le recordó que hay que estar más atenta y no sólo leer lo que se lleva escrito, sino saber que han dicho en la bancada opositora.

Algo que acompañado con un siento haberle defraudado presidenta, pero usted a mí no me ha defraudado en absoluto comentario que dejaba claro que era “vozpopuli” su “incompetencia” para gobernar.

El líder socialista le recriminó su repetición de argumentos en el discurso, e incluso ironizó cuando más tiempo esté usted hablando mejor, porque así deja claro lo que piensa dejando claro que cuanto más tiempo hablara más clara dejaba su incompetencia.

Además le recriminó Gabilondo a Cifuentes el uso partidista y sesgado de los datos. Cuando Cifuentes se colgó los galones de haber bajado 1,4% el paro Gabilondo le recordó que no es un logro pues Comunidades Autónomas como Castilla-La Mancha o Baleares lo han bajado en más de un 3%.

El líder socialista no sólo se quedó ahí sino que le recordó que mientras Madrid crece a un tres por ciento no es motivo de alegría puesto que incluso la Comunidad Valenciana crece al ritmo de un 3,7% y eso que la preside el PSOE con el apoyo de los “malvados”, según la tesis de los populares.

Si algo quedó claro en el debate, que según los asistentes ganó sobradamente Gabilondo, y la idea que los madrileños pudieron apreciar es que el líder de la oposición le dio un severo repaso a Cifuentes mostrándole su mayor formación y un perfil político superior.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!