Este lunes ha dado comienzo el juicio que, junto con el del caso Noos, marcarán un antes y un después en la historia española. La justicia ha citado a 65 ex directivos y consejeros de caja Madrid y Bankia, por el gasto inapropiado de 12 millones de euros.

El juicio por las tarjetas Black se ha iniciado con un cambio de último momento. Juan Francisco Martel será el magistrado que esté a cargo durante la vista oral, lo hará en reemplazo de Carmen Paloma González Pastor, que por razones personales no podrá participar.

Anuncios

La llegada de los principales acusados se ha realizado de manera sigilosa, cuidando, por parte de la policía, que nadie increpara a los ex directivos. Un grupo de personas, ha intentado acercarse a Rodrigo Rato y Miguel Blesa cuando estos ingresaban en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares.

Lo destacado de la jornada han sido los argumentos de la defensa para solicitar la nulidad del juicio. En sus declaraciones han sostenido que las pruebas no son legitimas y que ha existido una infracción a los derechos.

Además, el abogado de Rato, ha manifestado la posibilidad de una violación a la Ley de Datos.

De los 65 acusados, 3 fallecieron durante las instrucciones del caso y 14 ex directivos han sido beneficiados por las prescripción de los hechos.

¿En qué gastaban el dinero los dueños de las tarjetas Black?

Los gastos provenientes de estas tarjetas de créditos han provocado casi tanta indignación en la opinión pública, como su origen. Cerca de 12 millones de euros que se habrían empleado para pagar desde compras en ultramarinos, gasolineras y cafeterías, hasta en Duty Free Shops.

Anuncios

En los extractos bancarios de Rodrigo Rato correspondientes a estas tarjetas de crédito, publicados por el periódico El Mundo, figuran gastos irrisorios y hasta absurdos como el abono de 1,85 € por el acceso por autopista a Madrid. El ex directivo tiene un pago en Liberty Luz, una exclusiva tienda madrileña de lámparas de diseño, por cerca de 1.400 €. Gran parte del dinero que se ha pagado con esta tarjeta se corresponde a viajes, pero también existen cuentas por bastante dinero en tiendas de belleza.

Miguel Blesa, por su parte, habría optado por abonar con su tarjeta Black, los consumos en gasolineras y tiendas de ultramarinos. El retiro de 600 € desde cajeros automáticos es una práctica habitual en los movimientos de esta cuenta. Tan frecuente son las extracciones bancarias como los pagos en las reconocidas cafeterías Vip´s. En ellas hay pagos que rondan los 50 €. Los movimientos más llamativos de la tarjeta que supuestamente correspondería a Miguel Blesa son los efectuados en gasolineras.

Anuncios

Se perciben pagos superiores a 50 € con uno o dos días de diferencia.

Según la acusación, estas tarjetas, fueron emitidas sin estar consensuadas en los estatutos de Caja Madrid. Miguel Blesa habría sido quien comenzó y puso en práctica esta dinámica de pagos en negro y Rodrigo Rato, no solo que habría continuado con el método, sino que habría incorporado a la lista de usuarios de las Black a 4 personas más.