El Partido Socialista Obrero español es un partido político con más de cien años de historia, para todos nosotros son conocidos los cambios de rumbo que han marcado su historia, y son publicas muchas de las crisis que lo han puesto en las más difíciles situaciones. La historia de estas siglas, es la historia de millones de personas, militantes todos ellos, que han hecho posible que el PSOE esté todavía vivo en estos días tan convulsos. Ni la misma dictadura de Francisco Franco pudo hacer desaparecer a los socialistas. La perdida de su identidad marxista en el año 1979, de la mano de Felipe González, fue capaz de quebrar su continuidad.

Todas estas y muchas más situaciones, han marcado su historia. Pero toda esa historia ha llegado a un momento presente, que es cuanto menos desalentador si queremos definir su futuro.

El PSOE se enfrenta ahora a una situación de las más delicadas en su historia, se enfrenta a una quiebra enorme en sus filas, pero lo que es peor, se enfrenta a la perdida de credibilidad de sus propios votantes.

El proceso iniciado por los sectores críticos a Pedro Sánchez, es una maniobra temeraria a estas alturas. Que la supervivencia política de Sánchez era mínima, era sabido por todos, pero este juego de poderes más propios de Juego de Tronos, deja en evidencia los objetivos del sector critico.

La “mano negra” que controla todo este golpe a Sánchez no ha dado la cara en este momento, pero esta bastante claro que donde vienen las maniobras orquestadas en este “golpe de estado”.

La plana mayor de los “barones” socialistas, viejos conocidos del PSOE como Felipe González, están detrás de todo esto.

El objetivo es venderse al Partido Popular y propiciar un gobierno de Mariano Rajoy. Las presiones internas por apartar a Pedro Sánchez de la izquierda, eran enormes desde las elecciones de Diciembre, pero las criticas por la espalda, se han convertido en actos.

El Partido Socialista se enfrenta a una dura prueba, de lo que suceda en los próximos días, saldrá un partido mucho más débil y con mucha menos credibilidad. Pero el resultado podría terminar en sucesos que quebraran definitivamente al propio grupo Socialista.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!