La lectura de estas Elecciones autonómicas de 25 de septiembre que coincidieron en Galicia y Euskadi, nos puede dar muchos titulares de ambas partes. Por un lado los comicios celebrados en Galicia han dado un amplio margen de victoria al grupo político del Partido Popular (PP) liderado por Alberto Nuñez Feijóo y por otro lado la victoria en Euskadi de la formación del PNV con Urkullu que revalida también la presidencia de la autonomía.

Los más penalizados por las votaciones han sido los socialistas PSenG que con un "sorpasso" de En Marea, el que lo ha igualado en escaños 14 pero con una diferencia a favor del segundo por 12.000 votos, a mermado los votos socialistas siendo sus peores números de la historia.

El resultado de ambas elecciones dejan en mal lugar a la formación de Pedro Sánchez, debido posiblemente por el bloqueo a un gobierno en España y con ello sale más reforzado el presidente en funciones Mariano Rajoy.

En Galicia era sabido que los populares iban a ganar las elecciones, tienen unos seguidores muy fieles a su actual presidente Feijóo y creen en su modelo. Con sus 41 escaños igualando su anterior marca de 2012, pero esta vez con mayor número de votos volverán a disponer de la mayoría absoluta en la cámara, la mayoría absoluta se consigue con 38 escaños. En cambio PSenG pierde 5 escaños de las anteriores elecciones y se quedan con 14 igual que En Marea. Y los nacionalistas del BNG con 6.

En Euskadi tres cuartos de lo mismo, el partido más votado ha sido el nacionalista del PNV reeditando su victoria y Urkullu repetirá de leendakari con 29 escaños mejorando las anteriores votaciones por 2 escaños, pero tendrá que dialogar con el resto de partidos para llegar a pactos, porque han conseguido la mayoría simple.

Bildu con 17 diputados, resiste la embestida del grupo formado por Elkarrekin Podemos con 11 diputados. El grupo socialista PSE-EE ha perdido 7 escaños que son el reflejo de 90.000 votos, dejándolo en unos preocupantes 9 diputados, siendo sus peores resultados desde que se instauró la democracia. Mientras que el PP pierde 1 y se queda también en 9 diputados.

El otro gran fiasco hay que atribuírselo a Ciudadanos que no han podido entrar en ninguna de las dos autonomías, cosa que hace presagiar que la formación de Albert Rivera, está pagando el desgaste de las elecciones generales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!