Ante las declaraciones ayer del presidente del gobierno en funciones Mariano Rajoy en la cumbre de Bratislava, en la queno quiso involucrarse demasiado en el caso de Rita Barberá y su apego personal al escaño de senadora. No se han dejado de suceder las críticas a la actitud del presidente, algunas de estas críticas normales por parte de sus rivales políticos, pero otras de ellas han llegado por parte de sus posibles socios de gobierno.

Albert Rivera no ha dejado pasar la oportunidad de criticar la tibieza de Rajoy, hoy en un acto de las elecciones en Santiago de Compostela. El líder de Ciudadanos atacó:"Yo no quiero defender a Rita Barberá como están haciendo el señor Rajoy y la señora Cospedal" y "Rajoy ha perdido toda la autoridad callándose ante Barberá".

Albert Rivera no ha tenido la más mínima duda en atacar esta actitud del Partido Popular, si bien debemos pensar que estamos en época de elecciones y ciertas frases están condicionadas.

El pacto de las derechas se desmorona ante la sombra de la corrupción del Partido Popular, que como viene siendo costumbre nos sorprende cada semana con un nuevo caso. Incluso algunas semanas no debuta con ningún nuevo caso, sino que empeora alguno que ya esta en la mesa, esto es el Partido Popular hoy en día, una máquina de generar escándalos. Podemos reconocer ese partido político por su goteo de corruptelas y sus prácticas organizadas para el robo a gran escala.

Las responsabilidades penales de Rita Barberá son presuntas, peros sus responsabilidades políticas son más que evidentes, no tienen defensa posible.La poca determinación de la plana mayor del Partido Popular al exigir las responsabilidades a la antigua alcaldesa de Valencia, no deja nada clara la actitud de repulsa que el propio partido debería tener ante cualquier caso de corrupción.

Esta no es la forma en la que debemos luchar en contra de la corrupción y en contra de la opacidad de ciertos grupos dentro de los partidos.

Es el propio Mariano Rajoy quien debería públicamente pedir es escaño del senado a la señora Rita Barberáy el que debería poner el nivel de exigencia en las declaraciones de los dirigentes populares.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!