Luego de la ruidosa caída en las Elecciones vascas y gallegas, Pedro Sánchez se ha soltado, con lo que algunos de sus compañeros consideran, una maniobra de distracción. El secretario general del PSOE ha instado a un congreso exprés y primarias para el 23 de octubre, pero no se ha quedado en eso, sino que ademásen rueda de prensa, ha dicho que defenderá un PSOE que no sea "subalterno del PP".

La líder de Andalucía ha recogido el guante y, sus declaraciones no han sido menosurticantes que las de Sánchez.En un acto institucional en Puerto Real, dijo que considera que España está antes que las cuestiones internas del partido.

Considera que el PSOE, lleva demasiadas derrotas, y no es cuestión de armar maniobras que distraigan, ni culpar a los que hanganado elecciones.Respecto a los dichos del secretario general, en cuanto a ser subalternos del PP recordó que, en Andalucía el PP es subalterno del PSOE, ya que se le han ganado las elecciones y está en la oposición.

Más allá del 2014, el secretario general y los cambios de resultados

Luego de lo que se ha llamado eldomingo negro del PSOE, en elque Pedro Sánchez ha debido presenciar la sexta derrota consecutiva del partido que dirige y asumidas que son las divisiones internas, que ya no pueden mantenerse en secreto, el secretario general, ha debido tomar las decisiones que finalmente hizo públicas el lunes.

Desde que obtuvo el 49% de los votos y contaba con el apoyo incondicional de la baronesa de Andalucía, ha corrido mucha agua bajo los puentes. En estos dos últimos años Sánchez ha tomado distancia, de los que fueran finalmente bautizados como los barones críticos, Guillermo Fernández Vara de Extremadura, Javier Lambánde Aragón, Ximo Puigde la Comunidad Valenciana y todos los presidentes autonómicos,menos Francina Armengol, quien sigue brindándole su apoyo.

Pero su más notable y poderosa "enemiga", es sin duda la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien ya no pudo seguir manteniendo el silencio, en que estuvo sumida durante este verano.

La provocaciónde Sánchez, dio a luz este lunes, a una contendiente que no se calla más y que acompañada de muchas figuras importantes del partido, manifiesta su malestar y pregunta el porqué de las consecutivas derrotas del PSOE.Sánchez con el congreso exprés y las internas, en fecha anterior asu posible presentación a una investidura, pone unabarrera a la decisión, si la hubiere, de los barones críticos que no disimulan su deseo de bajar del podioal actual secretario.Por su parte Susana Díaz según publica ElHuffingtonPost, recogió el reto de Sánchez, " estaré donde me pongan mis compañeros, en la cabeza o en la cola”.La presidenta deAndalucía, ganó las últimas elecciones con un buen margen, respecto de sus oponentes.

Esto le permite afirmar que, eso es lo que debería pasar en toda España, y preguntarse porqué no sucede. Pregunta que tal vez deberá responder el actual y cuestionado líder del PSOE

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más