Pese a lo visible de su situación, la realidad de las personas sin hogar no tiene una repercusión acorde a la gravedad que representa. El último recuento de datos hecho en la capital española data del 2014. Hace dos años el número de personas en situación de calle era de 1.905, de ellas, cerca de una tercera parte duermen en recintos y albergues de la comunidad mientras que el resto lo hace a la intemperie. Sin embargo, la cantidad de familias que no superan las condiciones mínimas de infraestructura habitable supera al millón y medio.

Sobre las posibilidades y las formas de colaborar para modificar esta perspectiva que se agudiza con la llegada del frio, Alfonso Hernández, responsable de comunicación de RAIS Fundación sostiene que desde la institución buscan la unión entre empresas, particulares y agentes sociales.

Para ello cuentan con varias propuestas atractivas para que los empresario se animen a colaborar y cambiar la realidad de las personas sin hogar.

Para la fundación es fundamental la participación de voluntarios, los interesados pueden inscribirse en la página web o ponerse en contacto con la entidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!