Emilio Silva, presidentede la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), sostiene que la falta de voluntad de la clase política española para reconocer a las víctimas de Franquismo se debe a queen el poder hay una"élite"arraigada en la estructura social que son "hijos del régimen". "Nos han gobernado al margen del partido del gobierno", precisa. Por ello, lamenta que en la España de 2016 "todavía el pleno del Congreso de los Diputados no ha condenado la Dictadura franquista después de la mayoría absoluta de Felipe González, el gobierno de Aznar, el de Zapatero y el de Rajoy".

Silva que, además, es sociólogo subraya que esta coyuntura es consecuencia de la forma en la que seproduce la "selección de las élites".Señalaquedesde la asociación que preside se elaboraun árbol genealógico de todos los ministros y ministras que ha tenido España desde que murió Franco hasta hoy "si le quitamos las siglas al partido que gobierna el porcentaje no varía; a la hora de llegar al poder hay una serie de factores y de relaciones sociales que influyen".

Ilustra estas afirmaciones con datos "al final Trinidad Jiménez es prima de Ruiz-Gallardón; en el colegio del Pilar estaban Cebrían, los Solana, Barrionuevo, AznaryBlesa. Es una cuestión que va más allá del partido".

Silva, en esta línea, subrayaque a ochocientos metros de la residencia del presidente del Gobierno hay un arco del triunfo que "recuerda la victoriade los grupos militares golpistas" y censura que a ningún inquilino de la Moncloa desde el inicio de la Democracia hasta hoy le haya molestado ese"monumento que celebrala victoria de un golpe de Estado".

Ley de Memoria Histórica

Por otra parte, el presidente de la asociación recalca que la Ley de Memoria Histórica en relación a los desaparecidos "está a millones de años luz" de los informes de Naciones Unidas. La Ley de Memoria Histórica, aclara, habla de facilitar las cosas pero "no se garantizan los Derechos Humanos" de los desaparecidos. En este sentido, se pregunta "¿Qué es facilitarlas cosas?; ¿Desearle suerte a un arqueólogo?; así explica que después de la promulgación de la citada ley "nos han vendido las subvenciones como una cosa de la ley y no tienen nada que ver; de hecho si tuvieran relación el Partido Popular (PP), para dejar de darlas, tendría que haberla derogado".

"Las subvenciones" -recuerda Silva- "se empiezan a dar en enero del año 2006 y la ley se aprueba en diciembre de 2007". Denuncia que las subvenciones se conceden "por un concepto bastante triste, con desconfianza y falta de respeto a los movimientos sociales". Asimismo, apunta que desde ARMH se hicieron "exhumaciones seis años antes de que existieranlas subvenviones, las hacemoscuando no existen y las vamos a seguirhaciendo".

En este sentido,Silva censura la falta de compromisodel Estado porque "nosotros hagamos una exhumación para unafamilia es muy importante pero lo que simbólicamente significa que el Estado asuma este rol es infinitamente más relevantepara la sociedad".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más