Creados en los años 70 para recuperar la capacidad de combate aire-aire que los EEUU perdieron en la Guerra de Vietnam los ejercicios Red Flag se pensaron para devolver a la Us Air Force la pericia en el combate aéreo, calidad perdida por confiar en exceso en los misiles y en la tecnología y prescindir de la habilidad en el combate cerrado caza vs caza, en Vietnam los pequeños y ágiles MIG soviéticos pilotados por norvietnamitas se cobraron un alto precio entre la aviación americana consiguiendo un elevado número de derribos, perdidas que la propaganda USA siempre ha tratado de ocultar.

Rectificar los fallos

Para corregir este rumbo la Us Navy creó la Escuela de Armas Especiales de Miramar, la cinematográfica Top Gun, y la USAF los escuadrones de agresión, pilotos entrenados a volar y combatir como aviadores soviéticos con aviones de prestaciones similares a los rusos, que concentró en la superlativa Base de Nellis en el desierto de Nevada.

Con unos terrenos circundantes que igualan el tamaño de Suiza el lugar es perfecto para albergar campos de tiro que bombardear, formaciones simuladas de carros de combate, columnas de vehículos, imitaciones de bases aéreas, poblaciones, puntos fortificados, etc.

En definitiva simular cualquier forma de combate aeroterrestre y con el espacio aéreo para practicar cualquier tipo de combate aíre-aire, cuatroveces al año se realizan maniobras en las que se recrean todas las variedades de combate aéreo que se darían en un conflicto lo que dada la demasía de medios estadounidenses los convierte en los ejercicios de combate aéreo más exigentes y completos del mundo.

Tras ocho años de ausencia el Ejército del Aire ha vuelto a participar en un Red Flag en este verano de 2016.

Alas españolas en Nevada

Un total de 200 efectivos del Ejército del Aire parieron rumbo a Nellis a mediados de agosto en dos Hércules C-130 y un Boenig-707 fueron la avanzadilla para el músculo de la aportación española con ocho cazabombarderos F-18 de las Alas 12 y 15, cuatro cazas cada una, que en un vuelo de ocho horas alcanzaron Nellis previas paradas en las bases de Lajes y Norfolk así como tras varios repostajes en vuelo mediante aviones cisterna KC-130 de EEUU al objeto de mantener siempre un nivel de combustible adecuado que permita realizar un vuelo trasatlántico sin riesgos.

Alcanzado destino empezaron los vuelos primero de reconocimiento para familiarizarse con el entorno y luego las practicas de combate que incluyeron bombardeos con munición real contra objetivos en el terreno y combates aire-aire primero contra aviones en solitario y progresivamente contra escuadrillas enemigas, las fuerzas aéreas de Israel y Paquistán también enviaron sendos destacamentos equipados con cazas F-16 lo que permitió a los pilotos del EDA adiestrarse con fuerzas aéreas de alta experiencia en combate con las que es muy difícil cooperar por la lejanía geográfica.

La profusión de medios estadounidense permite usar armamento que en España es muy restringido el uso por el coste que conlleva como realizar bombardeos con munición real o abatir aviones blanco usando misiles aire-aire por lo que la calidad del adiestramiento se enriquece además de disponer de suficiente combustible para duplicar las horas de vuelo. Unas características que hacen del Red Flag una oportunidad única de adiestramiento en combate.

En la previa participación española en un Red Flag, 2008, la efectividad fue del 95% en esta ocasión alcanzó un 97%, unas cifras de éxito.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más