Dirigentes históricos del Partido Socialista Obrero Español critican abiertamente la postura del hoy secretario general del partido, Pedro Sánchez, de no abstenerse para permitir la formación de un gobierno encabezado por el líder del Partido Popular Mariano Rajoy, lo cual obligaría a un nuevo proceso electoral, que según ellos los militantes socialistas no quieren.

De acuerdo a algunas encuestas publicadas, más del 64% de los afiliados al PSOE están a favor de permitir la investidura, para no enfrentar un nuevo proceso electoral, ya que podría ser un duro golpe para esta organización debido a que en las pasadas elecciones solo obtuvo 85 escaños, perdiendo cinco diputaciones.

Lo que constituye el peor resultado en la historia de dicho partido.

Estos dirigentes cercanos al líder histórico del PSOE Felipe González estiman que las bases del partido no están de acuerdo con ir a unas terceras elecciones y ante esta eventualidad retirarán su apoyo Pedro Sánchez y lo echaran del puesto que hoy ocupa. Por ello consideran necesario obtenerse para propiciar la formación de un nuevo gobierno y pasar a formar la oposición.

Igualmente dirigentes regionales de este partido de izquierda afirman que el principal problema que enfrenta hoy día esta organización es la continuidad de su secretario general, ya que consideran que ha perdido la brújula política y dirige al PSOE sin ningún rumbo fijo o dirección, lo tarde o temprano llevará a esta partido a una crisis sin parangón en toda su historia.

Esta situación ha abierto una verdadera polémica entre los líderes socialistas, un claro ejemplo de ello son las declaraciones de Felipe González quien plantea la abstención, asegurando que si no hay posibilidades de formar gobierno, no hay otro camino que abstenerse, para que otras fuerzas puedan hacerlo en torno a Mariano Rajoy líder del Partido Popular.

Sin embargo, esta postura ha sido criticada por varios líderes cercanos a Sánchez como Jordi Sevilla quien atacó a González asegurando que este no se abstuvo en su oportunidad con Suárez, Calvo Sotelo o Aznar. Por su parte, Magdalena Valerio, asesora del secretario general, recomendó a estos líderes históricos callarse la boca y no intervenir en estos asuntos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!