Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se reunirán hoy en el Congreso de los Diputados.El líder del PSOEirá a la reuniónsin ningún plan de negociación. Está claro quesu partidono apoyará la presencia de Rajoy enla Moncloa.Le pedirá, que defina si irá o no al Congreso. El PSOE quiere que Rajoy, diga claramente, si su presentación al debate de investidura, sigue dependiendo de las alianzas que pueda conseguir. ¿Qué plazo maneja para lograrlas y, de no ser así, si rechazará el mandato del rey, para no enfrentar el debate en el Congreso? ¿Eludirá el costo político que enfrentó Pedro Sánchez, en las sesiones de marzo pasado?

El PSOE quiere saber

Las preguntas que los socialistas tienen para Rajoy, son varias.Además de querer saber sobre los plazos para presentarse a la investidura, y por consiguientesi ha fijado ya una fecha para el debate conla presidenta del Congreso Ana Pastor, otra de las cuestiones sobre las que Sánchez, interrogará a Mariano Rajoy, esla posibilidad de "acuerdos con los partidos nacionalistas conservadores”, que el PSOE considera aliados naturales del PP, a cambio de la abstención en la investidura. El PSOE quiere saber, si se posibilitará la formación de la comisión investigadora, por las grabaciones en las oficinas de Jorge Fernández Díaz y, el borrado de los discos duros de Luis Bárcenas.

El plan B de Rajoy

Han quedado resonando en los oídos de los populares,las palabras pronunciadas por Felipe González al diario "Clarín", sobre la “abstención de los socialistas" para "favorecer la gobernabilidad.

El líder de "la vieja guardia" considera queEspaña no se merece seguir sin gobierno.De no darse esa conveniente alternativa para el PP, según lainformacion.com, y no obteniendoMariano Rajoy los apoyosindispensables, en un plazo que comprendelas próximas 3 semanas, no va a presentarse al debate.Apunta en ese caso,a la autodisolución de las Cortes y a un nuevo llamado electoral, en la tercera semana de octubre, puesto que el PP maneja encuestas que lo señalarían como ganador de la mayoría, en un tercer llamado a Elecciones.

Rivera delega la responsabilidad en Sánchez

El líder de Ciudadanos, se adjudica la posición de intermediario, entre las "partes en conflicto", pero le pone presión a Sánchez,considerando que la posibilidad de negociar la abstención del PSOE, en la reunión de este martes conseguiría quitar el cepo a la legislatura.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!