El mensaje de patriotismo y amor por España que últimamente ha ido publicando Ciudadanos, cuyo objetivo sólo ha sido justificar su actitud contraria a lo que había prometido en campaña, es un mensaje en cierta medida copiado del Partido Popular. Los populares siempre han sabido jugar muy bien su mensaje de ser los más fieles al país, aun defendiendo asunto como el concierto vasco o haciendo concesiones en tiempos pasados a partidos nacionalistas que nos han llevado a donde ahora estamos.

Pero este no es el único argumento que Ciudadanos ha copiado de los populares, la política del miedo y el mensaje de terror también ha sido copiado.

Al igual que hizo un día Fraga y la derecha con el PSOE de Felipe González, ahora Ciudadanos hace lo mismo con la formación liderada por Iglesias.

Es por eso por lo que muchas fuentes, medios de comunicación y analistas sabían que el Partido Popular y Ciudadanos no tendrían inconveniente en pactar e ir juntos, al fin y al cabo sus medios y sus formas son muy similares.

En este quiero y no puedo de Ciudadanos es donde surgen los problemas, las ansias por un debate de investidura que propone Ciudadanos, junto con sus seis puntos. En el caso de los seis puntos a tener en cuenta parece ser que los populares han dado el visto bueno, mientras que para el debate de investidura parece ya otro cantar.

La actividad en el Congreso paralizada a pesar de que son varios los grupos políticos los que presionan a la actual presidenta del Congreso, pero parece que eso no surte efecto en ella, siempre amiga y fiel antes que presidenta.

Pero ante la negativa de Sánchez para apoyar un gobierno de Rajoy y la escasa viabilidad de un gobierno progresista, como lo califica Sánchez e Iglesias, Rajoy ya está pensando en convocar otras elecciones para finales de enero.

Según populares y Ciudadanos la culpa será del PSOE, según varios especialistas ven culpables al Partido Popular, puesto que viendo lo que piden, un pacto a tres donde el PSOE se abstenga para dejar gobernar al PP, se pudo haber llevado a cabo en la pasada legislatura, con una abstención de los populares hoy tendríamos un gobierno progresista, pero para los populares sólo existen ellos y ceder es algo que parece ser alérgico con esas siglas.

En definitiva ha quedado demostrado que ni miras de Estado ni miras patrióticas, las únicas miras que tienen los populares son las de su ego y si no consiguen apoyos iremos a terceras elecciones.

Mientras tanto los españoles estamos pagando el sueldo de unos diputados que no pueden ejercer su labor en este tiempo porque la amiga presidenta de Rajoy y el Partido Popular tienen paralizada la actividad del Congreso con no fijar una fecha de investidura.

Pueden seguir todos nuestros artículos enhttps://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!