El acuerdo entre los de Rivera y el partido de Rajoy, del que ambos han sacado pecho, recoge 150 medidas que están siendo muy comentadas en diversos medios, aunque de forma poco pormenorizada. Algunos detalles menos "amables"  han pasado en cierta medida inadvertidos de cara a los grandes medios de comunicación.

En primer lugar, y aunque Rivera emitiera eufórico en rueda de prensa que ha arrastrado "a la vieja derecha a una etapa de regeneración", lo cierto es que el pacto entre Partido Popular y Ciudadanos no toca las medidas más polémicas aprobadas desde 2011 por los conservadores, como la reforma laboral o la popularmente conocida "ley mordaza".

Anuncios
Anuncios

Por otra parte y aunque Rivera consigue arrancar cierto viraje al PP en esta materia, no es menos cierto que una porción significativa de las medidas en cuanto a derechos sociales y transparencia acordadas anteriormente con el PSOE han quedado en agua de borrajas.

El nuevo documento dado a conocer establece puntos como el "hipotético recorte al IRPF", ya que sólo se haría efectivo en caso de cumplir con la senda del déficit; o cortos ni perezosos la promoción de la fraudulenta plataforma de las SICAV's. Recuerden ustedes que las SICAV's son esas sociedades donde se aglutinan un mínimo de 100 inversores y tributan al 1%, actualmente la triquiñuela consiste en lo siguiente: yo, Pepito Flores, patriotilla de pandereta, no deseo pagar mis impuestos y le entrego a otras 99 personas un dinero que ponen en una de estas SICAV de mi parte y...

Anuncios

¡voilà! a tributar a ese 1%. El texto entregado por PP y C's propone que para evitar el fraude fiscal de este modo cada una de esas 100 personas tenga que poner un mínimo del 0'55% de la inversión total.  Suena a chiste, pero no lo es.

A ello se le unen las continuas y sonadas cesiones de Ciudadanos que ya fuimos conociendo en los días anteriores a medida que avanzaban las negociaciones: la no supresión de las diputaciones, la laxa definición de "corrupción política" que dejaría fuera por ejemplo al caso de Chaves y Griñán en el marco de los ERE de Andalucía y un largo etcétera.

Ni siquiera es cierto que el pacto se parezca tanto al establecido anteriormente con el PSOE como aseguraba Rivera tratando de arrastrar a Pedro Sánchez a la abstención, por ejemplo en el nuevo documento no se toca el Salario Mínimo Interprofesional, ni existe una de las medidas estrella de los socialistas como era el subsidio para parados de más de 52 años.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más