Los dos personajes delPSOE que, sin duda, tendrán influencia en las futuras decisiones de Pedro Sánchez, han expresado la conveniencia de un cambio en la postura del partido, en cuanto a la investidura de Mariano Rajoy. Ambos consideran que se debe pasar del "no" a la abstención. El jueves, Zapatero, expresó la necesidad de abrir un debate en el seno del PSOE, para aunar opiniones. Lo que de por sí nos indica, que se apunta a uncambio de posiciónen el conflicto que tiene a España sin Gobierno.

No solo Zapatero yFelipe González

No son solo los "viejos líderes" losque aspiran a cambiar la decisión tomadapor elComité Federal, en Madrid, el día 28 de diciembre de 2015,desde el que se emitió una resolución política.

Después de fundamentar extensamente la decisión, en su página 2, el comité expresó la voluntad del PSOE. "El PSOE votará en contra de la investidura de Rajoy y de un nuevo Gobierno del PP. Porque ese es el mandato de nuestros votantes y de la mayoría de los españoles. Votar en contra del PP y de Rajoy es votar a favor del cambio que expresaron la mayoría de españoles el pasado 20 de diciembre".

Acompañan la voluntad de una revisión de la resolución, aunque en silencio,un número importantede los barones del PSOE, así como Susana Díaz, incansable en su aspiracióna reemplazar a Pedro Sánchez. Todo esto indica una inevitable convocatoria de un Congreso Federal para revisar posiciones. Será convocado seguramente por Sánchez y ,de no ser así, el estatuto del partidoestablece que basta queasí lo manifiesteun tercio de la Comisión Ejecutiva para que la convocatoria "extraordinaria"pueda serefectiva.

El PSOE enfrenta claras disidencias en su seno y deberá actuar con mucho tacto para evitar divisiones que serían catastróficas.

Una posición más radical

Alfonso Guerra, ex vicepresidente del gobierno, según publica "El Huffington Post",tiene una posición aún más radical en ese sentido, ya que aboga por la abstención de todos los partidos, a la investidura de Rajoy.

Lo que considera, "un acto colectivo de responsabilidad" ycree que, "no sería serio descargar otra vez sobre los electores la solución del conflicto que paraliza la vida política".

El notable acercamientoentre PP y Ciudadanos

Los vientos de cambio, no solo han soplado en las filas del PSOE. Ciudadanos ha mostrado un notable acercamiento al PP de Rajoy y, al esperado "sí".

Aún sin explicitar un formal apoyo, Albert Rivera se ha colocado en la posición del mediador para que el PSOE mueva ficha. Si finalmente se pronunciara el "sí" de Ciudadanos, la presión por la abstención de los socialistas será difícil de resistir. Momento difícil para Pedro Sánchez. Tal vez momento de cambios profundos para el PSOE.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!