Estamos viviendo una época donde se demuestra la bajeza de nuestra clase política. Estamos en una situación, triste, abbsurda y patética. Nuestros políticos son de pandereta. No es normal que después de dos Elecciones generales en poco más de 6 meses, no hayan sido capaces de ponerse de acuerdo, algo para lo que les hemos votado y les pagamos.

Y no, no quiero culpar a alguno más que otro, ni a otro quitarle la culpa que tiene. Es un problema de nuestra clase política. Se creen los dueños de la verdad, y que pueden hacer y deshacer a su antojo. No estoy hablando ya de corrupción, porque eso no es cosa de la clase política, sino de cada persona, y ni se debe, ni se puede, acusar generalizando, y menos sin pruebas.

Pero de lo que sí acuso, y critico, es que no sean capaces de pensar en su "País", dejar a un lado sus fines partidistas y/o personales y pensar un poco por la gente que les hemos votado. Y como ejemplo, voy a citar a los "cuatro grandes", que sinceramente cada vez me parecen más pequeños por su poca altura de miras.

MARIANO RAJOY

Ganador de las tres últimas elecciones generales. Y encima se siente orgulloso de ello. En cierta parte sí, en estas últimas es el único partido que ha incrementado sus escaños. Pero no es menos cierto que venía de una mayoría absoluta y perdió más de 60 escaños. Que hayan recuperado 14, me parece algo ridículo, significativo sí, pero no más que la pérdida de diputados de las elecciones de Diciembre.

Mariano Rajoy debería dejar de mirarse el ombligo, no esperar a que otros decidan su abstención, mirar donde está el problema, o los problemas, de su partido, y pensar si él no tiene algo de culpa, y de responsabilidad. Nunca la reconoce, siempre está hablando de los demás, utilizando la táctica de dejar pasar el tiempo.

Y los españoles es lo único que no tenemos, tiempo.

PEDRO SÁNCHEZ

Igual que Rajoy, se guía por la cabezonería y terquedad. No se da cuenta que ha obtenido dos veces consecutivamente los peores resultados para su partido, el PSOE. Solo piensa en quitar a Rajoy de la Moncloa, y no se da cuenta que los Españoles no le han elegido a él para ser alternativa.

Además que pienso sería una buena oportunidad de ser un político de Estado, dejar a un lado sus intereses particulares, ya dudo que sean incluso los de su partido, y pensar en los Españoles, en sus problemas y sentarse a negociar con todos, incluso con Rajoy.

PABLO IGLESIAS

Desde estas últimas elecciones está desaparecido. Creo que han sido una cura de humildad, que le han hecho bajar a la realidad. Se pensaba que iba a ser el líder ya no de la izquierda en este país, sino de toda la clase política. Pensaba que juntándose con más partidos afines iba a sumar, y resulta que ha restado en votos, y no ha sumado en escaños, bueno sí, 2 más, los que tuvo IU en las elecciones pasadas.

Como todos los políticos debería coger el toro por los cuernos y juntarse todos para salir de esta situación tan triste, absurda y preocupante que nos han sumido los políticos por sus propios intereses.

ALBERT RIVERA

Está bien los 6 puntos que ha propuesto a Rajoy. Pero llegan tarde. En mi opinión debería haberlos puesto sobre la mesa incluso antes de las elecciones. Es el único que ha intentado primero con el PSOE y luego con el PP intentar sacar esto adelante, pero es el único que no es o era importante para formar Gobierno.

Además no puede decir primero que no halará con Rajoy, que se tendría que ir, que luego se abstendrá, y que si ahora acepta los 6 puntos puede que le apoye. Señor Rivera, no diga algo que luego pueda no cumplir. Está bien que negocie, que ceda, todos deben hacerlo en mayor o menor medida, pero usted está dando la sensación que está dispuesto a hacer cualquier cosa para que se le vea en el centro de la política.

Sea un poco más coherente.

Señores, ya es hora que escuchen a los españoles, que acepten lo que hemos votado y que luchen por nuestro país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!