La Celestina de la escena política española, Albert Rivera, dio recientemente un paso atrás en su requisito para respaldar a un supuesto gobierno del PP de que éste no fuera encabezado por Mariano Rajoy. Parece que aquellos que clamaban consenso y regeneración lejos de "venir a ocupar sillones", después de asegurarse un puesto en la Mesa del Congreso, pretenden que el partido más corrupto de Europa sea garante de que no se produzca corrupción en en nuestra nación -recuerden ustedes que el PP es el primer partido imputado como persona jurídica (ahora "investigado") de la democracia española-. Así pues y aunque el #Partido Popular había declarado inicialmente su intención de añadir matices a las condiciones impuestas por #Ciudadanos, Ana Pastor ha anunciado que Rajoy acudirá a la #Investidura el día 30 de agosto.

En este marco, la primera votación se produciría el día 31 de agosto y en caso de darse una segunda, el 2 de septiembre. Si España continúa sin gobierno, el 25 de diciembre se celebrarían terceras elecciones. Ahora el balón reside sobre el tejado del partido de Pedro Sánchez, que ante la presión de algunos de sus barones que se han declarado favorables a una abstención, continúa al menos por el momento enrocado en su posicion negativa a la investidura de Mariano Rajoy. El Partido Socialista parece en una encrucijada sin precendentes, lidiando de un lado con una crisis orgánica que requiere de todos sus recursos y con la rebelión de viejos dirigentes, y por el otro con la amenaza aún latente del "sorpasso" que podria protagonizar Podemos; ya que si bien la formación morada no consiguió los resultados que vaticinaban las encuestas en las pasadas elecciones, un escoramiento hacia el centro-derecha por parte del PSOE podría entregar en bandeja de plata a muchos votantes descontentos con los socialistas a las manos del partido que encabeza Pablo Iglesias.

Cabe señalar que con el voto favorable de la formación naranja y de los populares, la investidura está abocada al fracaso. Ni tan siquiera con el apoyo de los nacionalistas de Coalición Canaria la cifra de escaños sumaría para poder alcanzar el gobierno. ¿Qué pretende por tanto Rajoy? ¿Se guarda un as en la manga?

¿Acaso se doblegará el PSOE absteniéndose finalmente?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!