Existe un duro debate en la sociedad actual en todo lo que concierne a la situación de la Iglesia en la sociedad actual, si bien es cierto que son muchos los eclesiásticos que elaboran debates bien argumentados, por regla general eclesiásticos de bajo rango, son los dirigentes eclesiásticos y aquellos que pertenecen a la curia eclesiástica los que acaban por mancillar toda honorabilidad. Desde este medio hemos podido contactar con católicos practicantes, así como con miembros de la Iglesia y son la mayoría los que coinciden en que declaraciones como las de Monseñor Cañizares, los obispos de Getafe y Alcalá, y en este último caso Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, no hacen nada más que dañar la imagen pública de la Iglesia como institución y avergonzar a la mayoría, por no decir todos, los católicos.

Demetrio Fernández no es un desconocido de la polémica, antes de entrar en más explicaciones sería bueno recordar dos momentos épicos del eclesiástico. Un momento que no pasó desapercibido para los medios de aquel momento fue cuando mostró su total oposición a la fecundación in vitro a la que se refería como un “aquelarre químico”.

En su momento más rebelde llegó incluso a enfrentarse dialécticamente con las posturas defendidas por el Pontífice. Con la frase nadie puede deshacer (ni tan siquiera el Papa de Roma) lo que Dios ha unido en matrimonio. Frase que hacía clara referencia a las posibles reformas en relación al sacramento del matrimonio que el propio Francisco I estaba ya planteando en el seno interno de la Iglesia.

En este caso la víctima es la comunidad LGTB, el Obispo de Córdoba mediante unas afirmaciones públicas se ha postulado al lado de sus similares de Getafe y Alcalá e instan a desobedecer la ley que combate la LGTBIfobia de la capital española. Declaraciones que han levantado polémica y han tenido en primera instancia como consecuencia la repulsa de algunos partidos políticos como el PSOE o Ganemos Córdoba que ha ido más lejos y ha pedido a la fiscalía que actúe de oficio.

Amparado en la defensa de la Libertad de Expresión llega a afirmar, tal y como refleja también eldiario.es y otros medios, que la ideología de género es algo similar a una bomba atómica, cuyo objetivo sólo es acabar con la doctrina católica.

Pueden seguir todos nuestros artículos enhttps://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!