Lamentablemente suele ser una de las noticias más recurrentes de cada verano. Los Incendios en los bosques españoles se propagan y se cobran, con su ferocidad, vidas y viviendas. Si se comprueba que el incendio es intencional, la pena es de 6 años de prisión, pero pese al castigo, ni los turistas ni los lugareños cuidan de los montes como es debido.

El director de Ordenación e Producción Forestal de Galicia, Tomás Fernández-Couto, no tiene dudas de que los incendios de la zona, en verano son todos voluntarios.

Fundamenta sus palabras en la prohibición de hacer fuego que se aplica en Galicia y repite que “hay una intención de quemar”. En tan solo 48 horas Galiciaha vistoarder más de la mitad de todo el terreno quemado durante el 2014. Las previsiones eran optimistas porque las quemas que se registraban anualmente disminuían, sin embargo estos últimos hechos dan por tierra las esperanzas. Durante el año pasado, las llamas arrasaron alrededor de 12 mil hectáreas, solamente en Galicia.

Los incendios forestales son considerados un problema grave para la región.

Fernández-Couto, también explica que los montes productivos, gracias a la vigilancia pagada por sus propietarios, arde menos. No tiene dudas que se debe a la mirada atenta durante 24 horas para evitar pirómanos y malintencionados. Muchos aseguran que el descuido ambiental en el que se encuentran muchas de las zonas forestales del país, propicia que el fuego arda con mayor celeridad y se propague con facilidad.

Desde el martes, el riesgo de fuego es extremo en toda la región. Se ha decretado el nivel 2 de alerta y en lo que ha transcurrido del verano, Pontevedra ha perdido más de 800 hectáreas. Son 5 las zonas que, por riesgo de propagación de las llamas, han debido desalojar a sus vecinos: Santiago, Avión, Porto do Son, Soutomaior y Cee.

Además de estas 5 localidades donde el fuego representa un peligro para la población, existen otras 3ciudades gallegas con riesgo de que el fuego se propague.

Las llamas en Arbo, Crecente y Vimianzo mantienen enalerta a los lugareños.

La mayoría de incendios en Galicia durante esta temporada estival poseen una metodología similar y altamente sospechosa. Son pequeños focos, cerca de urbanizaciones y se han encontrado en la mayoría, mecheros y cerillas a pocos metros del fuego. Según estudios recientes, cerca del 95 % de los incendios ocasionados en verano son intencionales.

La normativa que rige para la Comunidad de Madrid y que es muy similar a las del resto de comunidades autónomas decreta que está prohibido utilizar fuego en espacios recreativos. Esta prohibición corre desde el 31 de mayo al 31 de octubre.

El Plan de Protección Civil contra Incendios Forestales (INFOMA) informa que está prohibido realizar barbacoas en zonas recreativas o en áreas no urbanas, si el perímetro forestal no está a mas de 200 metros.

En épocas de bajo riesgo de incendio forestal, de noviembre a mayo, solo está permitido realizar fuego en las barbacoas habilitadas de las zonas recreativas. Las barbacoas portátiles están prohibidas en cualquier época del año, como así también abandonar el fuego o las brazas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!