Estamos hablando de Vicente Tirado, presidente de las cortes de Castilla-La Mancha en la pasada legislatura, y de María Dolores de Cospedal, presidenta de la junta de comunidades de Castilla-La Mancha. Ambos salpicados por el caso Bárcenas y que al final podrían ser imputados si el juez titular del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº3 de Toledo así lo decide. Se investiga la acusación sobre una presunta mordida de 200.000 euros con los que se financió la campaña electoral de María dolores de Cospedal en el año 2007.

Si Luis Bárcenas se une a la fiscalía y el Tribunal Supremo abre causa contra la dirigente popular, de haberse aprobado los seis puntos que Ciudadanos ha propuesto para el pacto de investidura, la ex presidenta de Castilla-La Mancha tendría que abandonar el escaño.

Algo que según cuentan fuentes cercanas a los populares, ni Rajoy, ni los protagonistas de esta historia estarían dispuestos aceptar. Cabe recordar que María Dolores de Cospedal es un pilar básico en el equipo de gobierno de Mariano Rajoy y uno de sus pilares principales en cuanto a confianza se refiere.

Ahora la duda que surge y en la que los conservadores andan un tanto ambiguos es en el resultado de la votación de determinados puntos. En primer lugar la supresión de los aforamientos está levantando demasiadas suspicacias, en cuanto a lo que concierne en los populares hemos visto casos como los de Rita Barberá donde insta a votar que no o cuanto menos a no acudir. Pero no sólo es el punto donde parece haber mayor debate, sino que el debate sobre la expulsión de todo aquel cargo público que sea imputado por corrupción también está conllevando discrepancias.

Según informadores cercanos a la política de acuerdos hemos podido saber que no sólo temen por aquellos que ya están siendo imputados o no lo son gracias a sus aforamientos, sino que temen que al perder el aforamiento ya sí que sean imputados, como podría pasar en el caso de la ex presidenta de Castilla-La Mancha.

Sin duda son unos temas que traerán varios días de negociaciones a nivel interno y a nivel externo, pero es ahora cuando los populares deberán decidir si quieren regenerarse o todo lo prometido en campaña era mentira, o si al final Rivera entrega su partido a cualquier precio a las garras de los populares.

La duda sobre el resultado final tendrá a gran parte de los analistas socio-políticos pendiente de la resolución final.

Pueden seguir todos nuestros artículos enhttps://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!