Después de lograr el pacto con Ciudadanos, los conservadores parecen haberse rendido en su intención de arrastrar al PSOE hasta la abstención y ya piensan en las terceras eleccioones. Mariano Rajoy no ha nombrado ni en una ocasión a Pedro Sánchez.

El "nosotros o el caos" ha sido la principal baza del PP. La coyuntura económica, el auge del independentismo en Cataluña o la inestabilidad de no existir una alternativa han sido los pilares del discurso de Mariano Rajoy. "Demasiadas decisiones económicas aguardan cautelosas el rumbo que emprendamos y con ellas, otras tantas inversiones de capital, iniciativas empresariales, ofertas de empleo que no quieren arriesgarse hasta desvelar qué pasará en España".

La rampante corrupción que azota a su partido ha ocupado tan sólo dos minutos y no ha surgido hasta pasados los cincuenta minutos del dicurso: "La corrupción se persigue hoy más que nunca y los castigos son los más elevados que se han conocido".

Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos, ha afirmado al respecto: "No acabamos de entender cómo a pesar de faltarle seis votos o unas cuantas abstenciones no haya habido ni una sola referencia al PSOE para pedir una abstención aún que sea parcial". Rajoy también se ha olvidado de su socio, Ciudadanos, poniéndolo al mismo nivel en cuanto a menciones durante el discurso que a Coalición Canaria, que le presta un solo escaño.

El presidente que más ha gobernado por decreto en la historia de la democracia española (26 firmó en su primer año de legislatura) se halla en una difícil encrucijada al no logar los apoyos necesarios a pesar de ofrecer hasta 8 pactos nacionales.

Rajoy ha llegado a afirmar que España precisa de "un Gobierno sin hipotecas", olvidando deliberadamente que España aún debe realizar un ajuste presupuestario de 20.000 millones de euros en los próximos dos años de acuerdo a los designios de la Comisión Europea.

Con la Ley en la mano las elecciones se celebrarían el domingo 25 de diciembre, día de Navidad.

El resto de formaciones consideran que la fecha elegida por Rajoy para someterse a la Investidura y provocar tal situación no es sino fruto de un chantaje.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!