Asistimos en el día de hoy a un debate de investidura que, según todas las previsiones, no servirá para mucho. Al menos en el día de hoy. Los números son tozudos y la mayoría absoluta parece muy improbable de conseguir. Pero no siempre ha sido así en la historia de la democracia en España.

Un aplastante triunfo socialista

En 1982 Felipe González arrasó en las urnas. Más de 200 diputados socialistas sentados en el hemiciclo del Congreso constituyeron un importante soporte para este primer mandado del líder del PSOE en aquellos años. Los inicios estuvieron marcados por el paro y la débil situación económica.

El discurso de González pretendía dar un giro sobre las políticas que se habían tomado en los últimos gobiernos de la UCD de Adolfo Suárez. Entre otras medidas, el presidente socialista se comprometió a consultar al pueblo español en referéndum sobre la incorporación de España a la estructura militar de la OTAN, y se creó un pacto autonómico. También se derogó la Ley Antiterrorista existente y se habló de reintegrar a Gibraltar dentro de la soberanía española.

Poco tiempo después de ser investido como nuevo Presidente de Gobierno, Felipe González decía: "Pretendemos gobernar desde la explicación de la verdad de la situación en una comunicación constante con la ciudadanía".

Su primera rueda de prensa

El mismo día de la investidura, rodeado por un gran número de periodistas gráficos y con claros signos de agotamiento físico, González se sometió a una batería de preguntas a altas horas de la noche.

Preguntado por la situación del País Vasco, con ETA en un momento muy prolífico dentro de su actividad terrorista, el nuevo Presidente apostaba por el diálogo como vía para el proceso de paz.

Todo ello dentro de los límites constitucionales.

¿Hubo desacuerdos con Alfonso Guerra?

González afirmó una y otra vez que no había conflicto alguno con Alfonso Guerra. En un principio, Guerra explicó las razones para no ser vicepresidente y el propio González le pidió que recapacitara y aceptara el cargo, como luego ocurriría.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!