Desde hace poco más de un año y meses, de discursos y de votaciones en Elecciones primarias, el día 19 de julio los delgados del partido republicano, eligieron como candidato a la presidencia de Estados Unidos a Donald Trump. Según los resultados arrojados por las votaciones de las elecciones primarias del partido republicano el candidato se posicionó sobre los contendientes a la candidatura oficial: Ted Cruz (senador) y John Kasich (Gobernador de Ohio).

Así a pesar del discurso radical en contra de la migración y la promesa de “make america great again” logra posicionarse como candidato real a la presidencia.

El mismo discurso del ahora candidato ha encendido debates en diferentes partes del mundo, ya que este promete reforzar las medidas de migración, sobre todo con el vecino sur: México, de donde provienen la mayor parte de migrantes y de la mano de obra del país del norte.

También Trump piensa en derogar el tratado de libre comercio, una jugada arriesgada, ya que se perdería al segundo país con más exportaciones a Estados Unidos. En palabras del mismo Donald:

“Es el peor acuerdo comercial firmado en la historia de este país y uno de los peores acuerdos comerciales firmados en el mundo. El TLCAN es un desastre” .

Obviamente esto significaría una importante pérdida y un duro golpe a la economía norteaméricana.

Obama por su parte ha declarado:

“Trump no parece tener ningún plan, ni política, ni propuestas ni soluciones específicas”.

Y esto es cierto, el candidato apela únicamente enaltecer la grandeza de Estados Unidos, pero sin cambios estructurales importantes ni nuevos acuerdos comerciales, lo que nos hace creer que realmente no tiene idea del panorama económico mundial y su única estrategia es utilizar el miedo creciente hacia los migrantes para ganar simpatizantes en un país donde el racismo y la xenofobia siguen muy impregnados en muchos de sus habitantes.

Lo que en un principio nos parecía un chascarrillo político más, como se ha visto en otras partes del mundo con los postulantes a la presidencia de un país, se creía que Donald Trump no conseguiría el apoyo necesario para llegar a ser candidato oficial, sin embargo de a poco nos damos cuenta como nuestros prejuicios y miedos juegan un papel importante a la hora de elegir a nuestros gobernantes.

México: el más preocupado por esta situación.

La sociedad mexicana ha sido la más preocupada por esta situación, debido a que mucho se ha hablado sobre la construcción de un muro y una vigilancia más estricta en la frontera de estos dos países, agregando a esto la constante amenaza de deportación a los inmigrantes que no cuentan con papeles que acrediten la ciudadanía norteamericana, de ser así sería preocupante la cantidad de mexicanos que regresarían a su precaria patria y su futuro seria por demás incierto.

 A todo esto únicamente nos queda esperar por los resultados de las elecciones de Noviembre y esperar que este personaje no reciba el apoyo de las mayorías.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más