Los toros, de aproximadamente 500 kilos, deben correr más de 870 metros bajo los gritos y el bullicio de la gente. Sufren caídas y lesiones durante ese trayecto que les provoca graves estados de estrés y ansiedad. Tras los empujones, la corrida y demás devenires que padece el animal cada mañana durante las fiestas, su final está en la plaza donde terminará su vida.

Es importante tener en cuenta, a la hora de analizar estos festejos, que más del 50 % de los corredores, no repite la experiencia. Y, pese a que los toros si hacen todo el recorrido, la mayoría de los participantes, elige pequeños tramos de trayecto para participar.

Desde que comenzaran estas tradiciones han fallecido 16 personas. Los 6 los toros que corren cada día, sin embrago, mueren al caer la noche, 48 toros en total.PACMA denuncia que las tradicionales fiestas navarras promueven el maltrato animal. En un comunicado, desde su página web, describen las últimas horas de los toros que participan de los encierros de San Fermín.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!