Pablo Iglesias se ha mantenido firme en la última ronda de contactos con Felipe VI. La formación morada no quiere un Gobierno del Partido Popular y mucho menos de Mariano Rajoy, son partidos totalmente opuestos e Iglesias sigue proponiendo la alternativa de izquierdas. Se ha hablado de política internacional, de la situación en España y de la situación política catalana después de la decisión del Parlament de continuar con la desconexión con España.

La intención de Pablo Iglesias continúa siendo "la formación de un Gobierno de coalición progresista" pero es algo complicado ya que, como ha comentado el Secretario General de Podemos, "quien parece que tiene problemas para gobernar con Unidos Podemos y las confluencias es del Partido Socialista y, por lo tanto, la iniciativa la deberían tener ellos ya que cuando alguien espera ser Presidente del Gobierno debe tomar la iniciativa".

Según Pablo Iglesias, su formación estará dispuesta a negociar con el PSOE pero cree que "habría mucha resistencia en el Partido Socialista".

No obstante parece complicado un acuerdo progresista porque todas las partes se encuentranbastante distantes, el PSOE no se ha comunicado con Podemos y las fuerzas nacionalistas ya no están en consonancia con la formación morada como en la anterior investidura. "Después de lo visto en la mesa del Congreso, donde hicimos una propuesta que pretendía abrir esa posibilidad, es decir, un Congreso con una mesa progresista presidida por Xavi Domènech seguramente hubiera servido para racionalizar las relaciones entre el Congreso y el Parlament. Era una difícil pero posible alternativa.

A la vista del fracaso, lo ocurrido en el Parlament, lo dicho por el PSOE y la opinión de los diputados de Junts Pel Sí, que se consideran delegados de la Generalitat, es una combinación complicada".

La opinión de Pablo Iglesias es clara respecto a la opción de que haya terceras elecciones: "Si Mariano Rajoy no se propone y el PSOE tampoco busca un gobierno de coalición con nosotros estaríamos en una situación de bloqueo sin precedentes, pero no creo que haya unas terceras elecciones: Ciudadanos cambiaría su abstención por un voto a favor y sería la excusa del PSOE para facilitar un Gobierno del PP".

Por lo tanto, Pablo Iglesias le ha comunicado a Felipe VI que solo hay dos opciones para que no se produzcan unas terceras elecciones. O habrá un Gobierno presidido por un candidato del PP, que tal y como ha expresado el Partido Popular será Mariano Rajoy, o se creará un Gobierno progresista con PSOE y Podemos como las principales fuerzas.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!