No hay espacio para la autocrítica en el seno de Unidos Podemos. Si Carolina Bescansa ha buscado los motivos de la perdida de más de un millón de votos en una encuesta en la que pregunta a las bases y a sus votantes sobre qué factores han influido para que la gente que no ha votado al partido haya tomado esa decisión, ahora es Pablo Iglesias el que busca motivos externos. Cinco días después de que se hayan producido los resultados electorasl y en medio de un ambiente crispado y dividido, que tiene a una gran parte de sus votantes movilizados en torno a un supuesto "pucherazo" electoral, que el propio Iglesias dejó entrever un par de días antes de las elecciones,a través de su cuenta de twitter, elnúmero unode Unidos Podemos ha seguido obviando la autocrítica y ha apuntado que las causas de su "fracaso" electoral tiene que ver con la polarización de la campaña y con la apelación al voto del miedo y, lo que achaca como causa principal, el miedo de una gran parte de la sociedad española a un gobierno de Unidos Podemos.

Esto contrasta con la visión de otros de los miembros de las confluencias y coaliciones que se acogen en torno a Unidos Podemos. Mónica Oltra de Compromís y una de las personas con más relevancia en la formación, ha querido buscar causas internas como la posibilidad de que la coalición con Izquierda Unida haya acabado con la imagen de transversalidad, al apostar decididamente por situarse en la parte izquierda del tablero. Juan Carlos Monedero también achacó parte de esa culpa a la campaña electoral, más preocupada del márketing que de la política y el contenido, y a un excesivo infantilismo.

Pablo Iglesias por su parte, ha comentado en la introducción de su programa "Fort Apache" que mucha de la gente que veía a su partido de manera simpática yque podría identificarse con ellos en algún momento y recibir ese voto de "personas alegres" al irrumpir como formación política novedosa, al ver como Unidos Podemos se presentaba como opción real de gobierno, ha sufrido de miedo y de vértigo ante la posibilidad de que eso pasase. Es decir, para esa gente Unidos Podemos puede ser una fuerza de agitación, de mover el tablero, de sacudir algunas piezas, pero ante la posibilidad de que el tablero se rompiese, el miedo ha prevalecido.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Podemos

Además, Iglesias afirma que la coalición con IU, lejos de suponer un perjuicio, lo que les permite es situarse como fuerza hegemónica dentro de la izquierda española.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más