Según la Constitución española, la posibilidad de que un candidato acepte el encargo de formar Gobierno pero no se presente a la investidura no está contemplado.

En concreto, según el artículo 99 de la Carta Magna, el ofrecimiento del Rey es intransferible.

Anuncios
Anuncios

Es decir, que la tarea que se le ha asignado al candidato, no puede recaer en otro miembro del partido. También se desprende, al aceptar la propuesta, que el candidato asume un estatuto constitucional. Ante esto, solo hay finales posibles: ser investido o dar por finalizado el proceso de candidato presidencial. Esto ocurriría de perder en ambas votaciones, la de mayoría absoluta y la de mayoría simple. El caso último del fallido intento de Pedro Sánchez.

Felipe VI y Mariano Rajoy tras el encuentro de este jueves
Felipe VI y Mariano Rajoy tras el encuentro de este jueves

De ocurrir esto último, España se vería otra vez obligada a realizar nuevas elecciones presidenciales. Las terceras, en este caso, un paso atrás en la histórica política del país. En recientes declaraciones, el Rey emérito Juan Carlos, manifestó que su hijo se encuentra muy preocupado por la situación actual.

Haz clic para leer más