Gran parte de los intelectuales que se encargaron de firmar el manifiesto que fundó Ciudadanos se han mostrado en contra al veto de Albert Rivera a Mariano Rajoy. Félix de Azúa, Albert Boadella, Teresa Giménez Barbat, Arcadi Espada y Félix Ovejero, quienes a no tienen ningún tipo de poder dentro de la formación y que tampoco mantienen cualquier tipo de relación con ella, han coincidido en que “meterse en las decisiones de otro partido político no es nada serio, tampoco es un buen presente democrático y más debido a que Albert Rivera afirma que no es cuestión de sillones sino de programas”.

Albert Boadella, director de los teatros del Canal, ha comentado “Cuando se veta directamente a una persona que es de otro partido, se está tomando una actitud política y ética muy errónea. Personalmente creo que Rivera está equivocado. Si no piensa en retroceder, estaremos abocados a tener otras elecciones, que pagará muy caras”, comentó.

Todos estos intelectuales quisieron hacer énfasis en que no tienen ningún tipo de capacidad y que incluso a penas y tienen contacto entre ellos. Asimismo saben que los 32 diputados del partido le han impedido decidir al próximo presidente en un pacto bilateral, y que si el PSOE y el PP terminan por ponerse de acuerdo, su participación será completamente innecesaria.

Ya todos escucharon las explicaciones que dio Rivera, quien ha mencionado en más de una ocasión que no se opone a una persona en concreto, sino que está oponiendo a toda una forma de política, a la cual ha etiquetado como “inmovilista” y que está “manchada por una gran sombra corrupta”.

Arcadi Espada ha comentado que “Albert Rivera cometió un grandísimo error"

Refiriéndose a cuando se planteó vetar a una persona. "Se puede vetar una política, pero nunca se puede vetar personas, entre algunas otras razones porque ese mensaje es completamente contradictorio con su idea de que no se necesitan sillones, siguió comentando “No sólo no hizo nada por intentar arreglar el error que ya cometió, sino que incluso insiste en él de una forma aún peor, cuando se plantea esto antes de que se celebran las elecciones.

Los cambios de millones de votantes que recibió Rajoy han impugnado su razonamiento”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!