La educación es algo que tiene que ir más allá de la ideología de uno mismo. No compartir la misma ideología no quiere decir que se le pueda faltar el respeto al adversario ideológico, y menos para creerte superior. En esta ocasión parece haberle salido “el tiro por la culata” al cantante Francisco, que en un ataque de “macho alfa” llegó a descalificar a la Vicepresidenta de la Comunidad Valenciana con varios insultos que ya publicamos en otro artículo.

La consecuencia no se hizo esperar y fue cuando el Ayuntamiento de Gijón hizo pública la intención de suspender un concierto programado del cantante.

Cuando el Ayuntamiento de Gijón decidió anular el concierto de Francisco llegaron al día siguiente las disculpas públicas del cantante. En ellas se mostraba totalmente arrepentido por lo que dijo.

Estoy profundamente arrepentido de los insultos llevados a cabo a Doña Mónica Oltra. No mostrando motivos personales para ello, un momento de indignación personal me llevó a ello, a comportarme de manera injustificable y totalmente reprobable. En otras palabras Francisco estaba pidiendo públicamente perdón a Mónica Oltra por sus insultos días atrás.

Esta actitud muestra dos cosas, ya que no es la primera vez que Francisco arremete contra Oltra, una que es una petición de disculpa superficial y sobre todo es consecuencia del castigo impuesto por un Ayuntamiento y que afecta a su bolsillo.

En estas palabras vemos como a estas personas que alardean de superioridad moral, económica y política, luego no son más que siervo del dinero que si les falta son capaces de arrastrase y pedir perdón por palabras que de verdad sienten. El castigo económico impuesto por el Ayuntamiento de Gijón le ha dolido más a Francisco que su deplorable imagen pública.

Dicen nuestros mayores que a un niño si le castigas sin dinero para salir es un castigo que duele más que un azote en el culo, y parece ser que el cantante ha corroborado esta tesis pero incrementándola al grado de los adultos.

Según determinados especialistas socio-políticos que han sacado sus conclusiones para BN todos llegan a un mismo punto de partida y es que el dinero hace que las personas se arrastren y abandones sus ideales, si ayer insultabas a tu rival ideológica y eso te conlleva la pérdida de dinero, inmediatamente te “bajas los pantalones” y pides perdón, todo sea por el dinero.

Puedes seguir todos nuestros artículos enhttps://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!