El documental deMontse ArmengouyRicard Belis‘Los internados del miedo’ retrata la historia oculta de miles de niños y niñas que durante el franquismo vivieron encerrados en internados situación que, incluso, se prolongó durante los primeros años de la democracia.Armengou, directora del documental,afirma que los jóvenes quedaron "atrapados en preventorios antituberculosos, orfanatos o colegios religiosos, donde fueron víctimas de abusos físicos, psíquicos, sexuales, explotación laboral y prácticas médicas dudosas".

La directora explica que este documental llega después de "más de una década" dedicada a la investigación de las “atrocidades” que el franquismo cometió contra la infancia que, segúnArmengou, es uno de los “segmentos más vulnerables y una de las grandes víctimas olvidadas" de la Dictadura.

"En el año 2000" -precisa- "revelamos el robo de niños a las familias comprometidas políticamente y los robos a las madres republicanas y ahora seguimos investigando porque durante los años sesenta sesiguió conesta práctica entre losperfiles de mujeres solteras a las que la moral de la época no les permitía seguir adelante con su maternidad y, finalmente, nos interesamos por los niños que quedaban en internados o en centros debeneficencia".

En esta coyuntura, a juicio deArmengou, no se ha de olvidar que "el franquismo es el que crea la situación estructural de pobreza y de desamparo con la guerra, unadura posguerra, la autarquía, el bloqueo internacional y confamilias desbastadasporque el padre ha sido fusilado, está en la prisión o en el exilio; ellos crean las condiciones y luego venden a esos niños a la beneficencia a cambio de adoctrinamiento".

En los internados españoles durante el franquismo y primeros años de lademocracia"se produjeron unas situaciones de abusos generalizados", sentencia la directora del documental.Armengou en el documental detalla los agravios y las humillaciones a los que se sometieron a los niños en los internados. Eso, según indica, no ocurrió en todos los internados pero pasó en "demasiados puntos repartidos por toda lageografíaespañola tanto si eran centros de titularidad pública como religiosos que el Estado pagaba para cada niño".

La directora del documentalasevera quehubo niños que "ingresaron en estos centros desde su nacimiento o muy pequeños y algunos de ellos no abandonaronlos centros hasta su mayoría de edad".Armengouprecisa que esas salidas se producen "con 18, 21 e, incluso, 25 años para las mujeres que quedaban dentro de la órbita del patronato de protección de la mujer".

Recalca que "esas personas pasan, a veces, un cuarto de siglo en los internados y lógicamente quedan marcadas". En este sentido, añade que algunos han acabado su existencia "de una manera muy triste consuicidiosy casos de alcoholismo".Armengou, asimismo, subraya que algunas personas "han sido muyreslientes y a pesar de lo que han sufrido han sido capaces de dar la vuelta a esa situación tanto en suámbitoprivado y familiar como en el de la denuncia y el activismo para que todos estos hechos salgan a la luz".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!