Al Partido Popular se le empiezan a venir problemas tras sus resultados en las pasadas Elecciones, si bien es cierto que parece que esto no cala muy hondo en el electorado, a nivel popular están siendo atacados por varios frentes. En primer lugar los casos, de presunta corrupción, nuevos que no cesan de salir, añadiéndole que pronto se sentará en el banquillo por ser acusado por la trama Gürtel, presuntamente por ser beneficiario a título lucrativo, se le suma que la organización Anonymous ha comenzado a perpetrar su amenaza.

Si recientemente nos hacíamos eco de un vídeo donde Anonymous amenazaba al Partido Popular con destapar más asuntos turbios, siempre presuntamente, esta semana hemos podido conocer las primeras informaciones.

Anonymous parece haber dado un entrante de este menú informativo. Publicando la contabilidad del Partido Popular desde el inicio de la década de los noventa y con ello dando a conocer que el Banco Popular se ha visto “salpicado” y señalado ya que éste, siempre según la información dada por Anonymous, financia en un 85 % todos aquellos gastos electorales que el Partido Popular realiza.

Los datos aportados por Anonymous no ha sentado muy bien a un sector social y son algunos intelectuales los que han llegado a decir que esta información podría traerle antipatías al Banco señalado. Por parte de los populares sólo se ha conocido que han dado como válidos los datos aportados por Anonymous, pero han dejado claro que sus servidores no se han visto atacados, así como el Tribunal de cuentas también han concluido con que sus ordenadores no han sufrido ningún ataque informático.

Son muchos los especialistas en el análisis social y político los que han visto en esta información un primer aviso, ya que esto deja dos cosas claras.

Por un lado se intenta desprestigiar a un Banco por su apoyo económico a los populares, mientras que por otro lado sirve para que una gran parte del electorado empieza a pensar el motivo por el que los populares luego benefician a las entidades financieras.

Las fuentes consultadas dan dos opciones de futuro, por un lado que no llegue a más la amenaza de Anonymous, mientras que otras afirman que esto es sólo el plato entrante de un menú de gran calado.

Sólo con el paso del tiempo veremos si Anonymous consigue poner en jaque al Partido Popular o simplemente ha sido un ataque esporádico.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!