En el año 1967 una reunión rutinaria de los escuadrones de caza 72 y 73 de la Royal Air Force británica dejaba una curiosa apreciación a un joven oficial de la RAF, Oficial de Vuelo Lambert, que ambos escuadrones mostraban un tigre en sus emblemas, espoleado por esta coincidencia el joven piloto propuso reunir a una representación de todos los escuadrones de la aviación militar británica que lucieran el tigre en sus emblemas a una reunión donde intercambiar experiencias, vivencias, conocimientos e historias de vuelo.

La idea fue bien aceptada y justo al siguiente año se realizaba la primera reunión, en principio el fin era lúdico pero al añadirse los respectivos aviones de cada escuadrón al encuentro paso a un plano más táctico y de entrenamiento para el combate aparte de la confraternización entre unidades.

Lo afortunado de la iniciativa hizo pensar a lo grande y en un tiempo que no existía internet el joven piloto desarrolló un trabajo de investigación notable para identificar a todos los escuadrones de cazas de la OTAN que lucían un tigre en sus emblemas e invitarlos a la reunión.

El éxito de la idea fue completo y el resto de escuadrones aliados se sumó a las reuniones con entusiasmo absoluto.

Así desde entonces la OTAN realiza cada año una Reunión de Tigres, Tiger Meet, en que en diferentes bases y distintas naciones sucesivamente una representación de los escuadrones que portan un tigre en sus escudos, o no lo portan pues ahora ya no es requisito, se reúnen para adiestrarse, realizar entrenamientos conjuntos, compartir experiencias y tácticas y generar compañerismo entre las diferentes unidades de cada nación.

La celebración más reciente de estos encuentros se ha celebrado en Zaragoza el Tiger Meet 2016.

Los participantes

Lo benigno del clima español con su gran número de días de sol y con ello días y horas de vuelo disponibles garantiza un alto número de participantes que en esta edición parece haber desbordado las previsiones habiendo sido esta edición de la Tiger Meet, la 55, una de las más brillantes de la historia con participación de escuadrones de: Belgica, Suiza, Chequia, Francia, Holanda, Polonia, Turquía, Noruega, Gran Bretaña, Alemania, Hungría, Italia, España y aviones AWACS de la propia OTAN.

Entre los cazas aportados por las distintas naciones encontramos: F-16, F-18, Grippen JAS-39, Eurofighter EF-2000, Mirage 2000, Rafale y helicópteros de ataque Mi-24 Hind y Mi-17 Hip, Puma, Gazelle y AB-212 además de aviones de inteligenciay apoyoLearjet, KDC-10 y E-2C AWACS totalizando un total de 93 aviones de combate, 7 helicópteros y 5 aviones de apoyo e inteligencia.

Las operaciones

Tan alto número de aviones de caza permitió desarrollar toda clase de operaciones aéreas de combate ya fueran interceptaciones, misiones de ataque y defensa, combates aire-aire, ataque a tierra y contra buques en el mar, guerra electrónica, rescate de combate a pilotos abatidos y con la coincidencia que la BRIAC "Guadarrama" XII realizaba ejercicios en el cercano campo de San Gregorio practicar el apoyo directo a tropas de superficie.

Con estas variedades y número de cazas los adiestramientos incluyen la lucha caza contra caza, combates 2 contra 2, 2 contra 4, 4 frente a 4 y la prueba más difícil 4 contra 10 que académicamente se supone que es el máximo teórico de enfrentamiento aéreo en que el bando menor puede obtener el éxito contra otro más numeroso.

Una exigencia táctica que demuestra lo provechoso de estos Encuentros del Tigre, Tiger Meet.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!