El Gobierno se valió de las peores artimañas para tratar de evitar la validación de las firmas en pro del REFERENDO REVOCATORIO, pero más pudo la actitud cívica de los venezolanos y el amor  por su país. Cortaron la luz en algunos centros de validación, retrasaron la activación de las máquinas, cortaron árboles, cerraron calles, pero además sólo dispusieron de 300 capta huellas para la validación de más de 1 millón de firmas.

Pero las las cartas están echadas, el REFERENDO REVOCATORIO en Venezuela depende de sus Ciudadanos y ellos han cumplido. A muchas personas les tocó viajar para validar en centros menos congestionados que aquellos que les quedaban cerca de sus hogares; otros hasta atravesaron ríos a pie o en curiaras, pero todo valió la pena porque la segunda etapa para solicitar el REFERENDO REVOCATORIO se cumplió.

En todos los puntos de validación se observó el trabajo tan organizado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) quienes desplegaron un GRAN OPERATIVO donde guiaban a los electores hasta el lugar donde debían validar, organizaban las colas y les entregaban un papelito con su información para poder controlar y cotejar con el CNE, la cantidad de personas quienes iban validando su firma.

Las colas fueron muy largas debido a la poca cantidad de capta huellas, pero las personas esperaron con paciencia y orden con el único fin de cumplir con su deber y abrir otra puerta que los lleve a sacar al DICTADOR del poder y tener esperanzas de comenzar a recuperar a Venezuela en mediano y largo plazo.

Es así como el Gobierno Bolivariano recibió dos golpes bajos, no sólo por la férrea voluntad de los venezolanos para lograr el REFERENDO REVOCATORIO, sino porque en la OEA 20 países votaron a favor de discutir los puntos contenidos en el informe  del Secretario Luis Almagro, acerca de la situación política y social de Venezuela.

De esta manera él tuvo la oportunidad de exponer a los países integrantes de la Organización de Estados Americanos y al mundo entero, todas las violaciones a la CONSTITUCIÓN y a la DEMOCRACIA que en Venezuela se están dando y aunque no hubo ninguna decisión final, la intención del gobierno de impedir está discusión fue infructuosa.

Ahora el REFERENDO REVOCATORIO y la posible aplicación de la CARTA DEMOCRÁTICA al gobierno venezolano, son la espada de Damócles que penden del cuello de Maduro y que lo harán salir del poder mas temprano que tarde.

l

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más