Desde los primeros días de marzo, cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) entregó los primeros recaudos para darle curso a los diferentes pasos y solicitar el Referendo Revocatorio en contra de Nicolás Maduro; el gobierno se ha empeñado en crear las mil y una trabas para retrasar los tiempos acordados en la norma e ir en contra de los ciudadanos quienes tienen la esperanza de salir de el nefasto régimen que tiene a los venezolanos sumidos en la miseria.

Después de muchos días de retraso y bajo presión de los ciudadanos, finalmente el 26 de abril se entregaron las planillas para recoger el 1% de las firmas, las cuales se obtuvieron en su totalidad el primer día y se usaron 2  días más para entregar una cifra mayor de la solicitada.

De acuerdo a las normas del CNE, esta rúbricas debían ser revisadas en 5 días para enseguida dar curso a la tercera fase del prosedimiento: ponerle  fecha a la recolección del 20% del patrón electoral de cuando se votó por Maduro, lo cual no se hizo y por el contrario, el CNE, creó nuevas normas (ilegalmente) para alargar los tiempos del Referendo Revocatorio.

Así fue como una simple revisión de firmas se convirtió en un intricado mecanimos donde se digitalizaron y se pasaron por controles donde 600 mil de ellas fueron anuladas de manera fraudulenta. Entre esas rúbricas se encontraron las de algunos destacados mienbros de la oposición como Henrique Capriles Radonsky y Andrés Velasquez.

Ante este atropeyo, Capriles Radonsky convocó a una protesta al lado del parque Miranda y escrbió en su twitter el hashtag #LosExcluidosDeTibisay, refiriéndose a la presidenta del CNE, quien además amenazó a la oposición de que suspendería el Referendo Revocatorio si hubiese    ¨cualquier agresión o alteración del orden¨ adelantándose al enfado de los ciudadanos antes tanto fraude por parte del ente comicial.

No contenta con imponer cada vez más trabas al deseo de los ciudadanos de salir de Maduro este mismo año y continuar con el siguiente paso, sólo se habilitaron 24 puntos en donde se validarán las firmas aceptadas, los cuales estarán situados en las capitales de cada estado, por consiguiente, será un esfuerzo TITÁNICO para algunas personas hacer viajes para tal fin.

La fecha de ratificación de las firmas también fue muy bien escogida por el gabinete chavista del CNE ya que se hará entre el 20 y 24 de junio, este último día feriado en el cual, tal vez, muchas personas tenían planes o reservaciones para pasar unos  días de esparcimiento.

El horario para cumplir con este trámite será de 8:00 a 12:00 y de  1:00 a 4:00, lo cual no será ni el tiempo regular de trabajo diario en una oficina y por lo que muchas personas tal vez no tendrán la oportunidad de ratificar sus firmar por la cantidad de votantes que habrá en algunos estados.

Sólo se necesitan 195 mil 721 firmas (el 1%) por capital… ¿Qué sucederá si se recogen muchas más en todos los estados y no en uno?...Tal vez ahí esté la nueva trampa de este RÉGIMEN DICTATORIAL  que desea perpetuarse en el tiempo y mantener el poder a toda costa sin importar el padecimiento humano de los ciudadanos en la Venezuela de hoy.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más