Rajoy es ese tipo de políticos que parece costarle demasiado adaptarse a las situaciones actuales. En la pasada campaña se negó a ir a cualquier debate, a excepción del tradicional “cara a cara”. Hizo una campaña electoral infantil, donde sólo se le veía pasear por diferentes ciudades y jugar con personas mayores, pocos mítines dio, y es normal cuando eres más popular por tus meteduras de pata que por tu buena oratoria.

En esta campaña electoral parece que algo va entendiendo, pero como decía le cuesta demasiado ofrecer al menos lo mismo que los demás candidatos, pero no es para menos, a pesar de su limitación política y su mala gestión sigue siendo el más votado.

Como decía en esta campaña se ha atrevidoa ir al debate a cuatro, en esta ocasión no mando a Soraya a partirse el cobre como la vez pasada, o como en el debate organizado por “El País” donde ni tan siquiera se presentó un representante del Partido Popular. A lo que parece que el presidente en funciones no se atreve en esta campaña es a la rueda de preguntas elaboradas por diferentes familias.

Por la sección La familia pregunta realizado por el programa La sexta noche, han pasado los otros tres principales líderes, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, los tres se sometieron a las variopintas preguntas que se le hicieron. Todos con mayor o menor acierto respondieron y no se amedrentaron, pero parece ser que a Mariano Rajoy este formato, o bien no le gusta o simplemente le tiene miedo a lo que le pueda preguntar una familia de a pie.

Son muchos los analistas los que se han postulados y han afirmado que puede ser que sea una consecuencia del debate a cuatro, pues aunque salió reforzado del debate, todo el mundo pudo apreciar los diferentes tics y sus limitaciones oratorias y políticas. Algo que hace que un ciudadano sepa cuando el Presidente en funciones miente, que lo suele hacer cuando giña un ojo, un tics que ha servido para que muchos vean en ese tics la verificación de la mentira.

Pero más allá de todo esto lo que hay que resaltar es que el Partido Popular en general y Rajoy en concreto son siempre los que ofrecen menos en campaña que el resto de partidos, aun así parece que eso no les pasa factura.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!