Se acercaban las elecciones del 26 de junio y todos los líderes tenían claro un adversario a derrotar, Mariano Rajoy. Algo que a priori puede ser comprensible, lo raro es que incluso dentro de su partido afrontaron las elecciones con el claro objetivo de dejar caer al líder de los populares. Llegaron las elecciones y con el resultado obtenido por los populares el líder salió reforzado, eso sí internamente sólo. Como muchos medios y especialistas afirmaban, el resultado obtenido por Rajoy en las pasadas elecciones del 26 de junio fue un duro varapalo no sólo para sus adversarios políticos, sino también para Aznar, Aguirre y a toda esa corriente interna que sólo han intentado sabotear el liderazgo de Rajoy.

Tras las elecciones han surgido muchas especulaciones, desde que pudo haber un presunto amaño, algo que cuesta creer, pero que nunca es descartable, todo se tendrá que demostrar, hasta los posibles pactos que se pueden llevar a cabo. El primer partido señalado fue el PSOE quien parece ser la principal pareja de baile para el partido ganador, sin embargo los socialistas han dicho por activa y por pasiva que no facilitarán un gobierno de Rajoy.

Ciudadanos es la “pretendienta” que más gusta, y la que más se deja querer, pero no suman lo suficiente entre ambas formaciones, además Rivera ha dicho que mientras no haya un cambio generacional en el liderazgo no habrá acuerdo.

Actitud que ha provocado que varios de los padres fundadores del movimiento ciudadano se hayan mostrado contrarios a esta actitud.

En lo concerniente al PNV, Coalición Canaria y Nueva Canaria, esta última iba con el PSOE en las pasadas elecciones y ahora irá al grupo mixto, que son tres partidos que sumados a un acuerdo del Partido Popular y Ciudadanos si sumarían 176 diputados y con ello la mayoría absoluta para investir a Rajoy como Presidente.

Lo que sucede es que todos han dicho que no a Mariano Rajoy.

Nueva Canaria afirma que ellos tienen unas condiciones pactadas con los socialistas, el PNV ha declarado que durante los pasados cuatro años fueron vapuleados y mal tratados desde el Gobierno con mayoría absoluta, con lo que ahora no darán su apoyo, Coalición Canaria es quien todavía a día de hoy no ha dado un “no” tajante.

Sin duda alguna Rajoy es víctima de su abuso de poder durante los pasados cuatro años, ahora con enemigos por todos lados deberá elegir, hacer como hizo Artur Mas, que a pesar de ganar las elecciones no encontró apoyo institucional y dimitió danto paso a Puigdemont, o hacer excesivas concesiones donde a más de un partido es posible que se le olvide el pasado, eso es algo que descubriremos con el devenir del tiempo.

Puedes seguirnos enhttps://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!