Después de un mes desde que el multimillonario Donald Trump se quedara sin adversarios en el camino a convertirse en el candidato republicano a las próximas Elecciones presidenciales en Estados Unidos, Paul Ryan (Janesville, 1970), Presidente de la Cámara de Representantes y máximo líder del Partido Republicano, ha roto su silencio.

Este jueves Ryan ha confirmado su respaldo a Donald Trump a pesar de las "diferencias" que han quedado en evidencia durante los últimos meses. "No es ningún secreto que tenemos nuestras diferencias y no voy a decir lo contrario. Cuando necesite decir lo que pienso, lo haré.

Pero la verdad es que, en los asuntos que componen nuestro proyecto político, tenemos más en común que lo que nos separa", ha declarado en un diario local de su distrito, Wisconsin.

Ryan, que aspiró a la vicepresidencia en el 2012 en la fórmula de Mitt Romney, ha sido reacio a posicionarse del lado de Trump. El hombre que hasta ahora es el hombre con más poder dentro del Partido Republicano, se reunieron en mayo pasado para tratar de acercar sus posturas en un encuentro que ha dado sus frutos. Ve en Trump la persona idónea para firmar leyes que saquen adelante los dos órganos legislativos.

El proceso de primarias del Partido Republicano ha saltado por los aires como nunca se ha visto antes con la irrupción del mediático Donald Trump, quien de ser una anécdota con tintes de comedia se perfile ahora como único vencedor en la próxima convención nacional que se celebrará en Julio.

Trump se ha encargado de aplastar a todos sus rivales omitiendo cualquier regla moral de la política tradicional.

El apoyo de Ryan a Trump se traduce significativamente debido al puesto que ocupa en la actualidad en la Cámara de Representantes como por su trayectoria en los últimos años. Ryan llegó a Washington como parte de un grupo de políticos republicanos que se propusieron como meta reformular la agenda del partido con los principios conservadores del polémico "Tea Party".

Y es esa misma agenda que lo separa diametralmente, como todo su partido. del magnate inmobiliario. Todo sea por ganarle a la demócrata Hillary Clinton el Salón Oval en la Casa Blanca.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!