Hace unos días nos hacíamos eco de la noticia de que Antonio López, concejal del Ayuntamiento de Illescas, cargo al que se le suma el de diputado provincial en la capital castellano manchega, dimitía de su cargo orgánico del partido como delegado territorial en Castilla-La Mancha. En la dimisión se exponían varios motivos y todos apuntaban a diferencias abismales entre la cúpula del partido y la delegación de Antonio López. Tras esta noticia incluso algunas fuentes apuntaron a que el propio Antonio López consiguió que un candidato propuesto por él y también díscolo para la cúpula nacional será el candidato al Congreso, noticia que no ha sido ni afirmada, ni desmentida, ni por Ciudadanos Castilla-La Mancha, ni por la cúpula de la formación naranja.

       Este problema no es el único en el que Ciudadanos se ve envuelto en la polémica.

Anuncios

Hace escasos días otro candidato de las pasadas elecciones, afincado en Valdepeñas llegó a verter duras acusaciones sobre la formación naranja y su líder Albert Rivera. Algo que a nosotros incluso nos sorprendieron las duras palabras, pero que investigando y basándonos en los que nuestras fuentes nos informan no nos ha sorprendido a posteriori. Una persona, como tantas otras, que cuando UPyD venía a la deriva se cambió “la chaqueta” con el único objetivo de ser él quien liderara una lista y abandonar así a sus compañeros y el trabajo realizado dejaba mucho que desear en cuanto a integridad.

Son nuestras fuentes las que afirman dos cosas. Por un lado que gracias a la división del voto entre Ciudadanos y UPyD en las elecciones locales hicieron que el PSOE revalidara una mayoría absoluta que dura ya varias legislaturas. Por otro lado sorprende a nuestras fuentes como una formación que no estaba presente en ningún parlamento tenía la economía tan boyante que le permitió en un mes hacerse con una sede, propaganda electoral, carteles y una lista repleta de familiares y afines a quien se había cambiado de partido.

       Analizando estos dos casos entendemos porque a la formación naranja se le acumulan los problemas, y todo parece apuntar a un crecimiento tan rápido que en algunos rincones sólo han acaparado a “trepas” que tras ver truncados sus objetivos sólo saben arremeter contra  todo y contra todos.

Anuncios

       En el caso de Antonio López Podemos destacar que ha sido denunciado por acoso sexual y laboral. Lo denuncia María José Navarrete, fue la encargada de las RRSS en la región, la formación tenía una economía tan boyante que incluso se permitía contratar  a gente para gestionar las RRSS. En su defensa López afirma que el objetivo es apartarlo del partido y que todo de lo que se le acusa es falso. La justicia dictaminará quien lleva razón.

     Todos estos problemas pueden hacer que en esta campaña la formación naranja se resienta pues no pasa un día en el que no haya algún caso donde existen desacuerdos y problemas internas, a pesar de que algunos medios los silencian.

Ciudadanos se ha alejado de su diputado López, pero parece ser que para muchos votantes no es suficiente.

     Un entrevistado afirmaba que crecieron muy rápido, aceptaron a todos, personas honestas, honradas… pero también aceptaron a traidores, chaqueteros, gentes con un único objetivo ascender por encima del resto, una vez truncadas las expectativas muchos abandonan el convento, pero los excrementos los dejan dentro.