El presidente del gobierno en funciones ve la paja en el ojo ajeno pero es incapaz de ver la viga en el propio. Después de que salieran a la luz las grabaciones que comprometían al ministro de interior, Mariano Rajoy intentó quitarle hierro al asunto con tres respuestas diferentes, en su primera declaración dijo que él no sabía nada acerca de esas grabaciones, en la segunda comentó que las mismas eran falsas para desacreditar al partido popular, y finalmente declaró que a su parecer no tenía nada de malo que el alto mando de la Generalitat de Cataluña y Fernández Díaz tuvieran conversaciones telefónicas.

Recordemos que en esas grabaciones, se intentaba crear alguna campaña en contra de los directivos a favor de la independencia y que pretendían usar informaciones sobre sus familias e incluso alguna investigación.

Uno de los afectados directamente, el ministro de interior, declaró que el es inocente y que no tiene intenciones de dimitir porque si lo hiciera solo estaría dándoles la razón a las personas con ideales de independencia.

Todoslos directivos de otros partidos políticos como por ejemplo Pedro Sánchez, pidieron la dimisión del ministro alegando que estos hechos carecen de moralidad.

Algunos de los altos cargos del partido popular han salido a la defensa de Fernández Díaz, hecho que resalta con un Mariano Rajoy exigiendo que dimitan algunos ministros como Bermejo o Solbes.

Son muchas personas las que se están quejando por las redes sociales de que Mariano Rajoy no sea capaz de tomar decisiones y que simplemente se limite a apoyar a la gente de su partido aun cuando día si y día también aparecen casos nuevos de corrupción relacionados con el partido popular.

Por su parte los cargos directivos con ideales de independencia piden responsabilidades y que si quieren debatir se debatirá pero de manera justa y limpia, alegando que el partido popular ya tiene demasiados casos de corrupción a sus espaldas y deberían jugarlimpio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!