La campaña electoral ha arrancado con una palabra clave: sorpasso. Los partidos políticos inician sus maquinarias para captar el voto de sus descontentos simpatizantes o captar el apoyo de un target nuevo. Duarante estas dos semanas de profundo hastío político, una palabra clave va a marcar el eje central de muchos mítines y titulares periodísticos: sorpasso. Este concepto de origen italiano es visto con gran alegría por unos (Unidos Podemos), con escepticismo por otros (PSOE) y, al contrario de lo que mayoritariamente se piensa, con profunda felicidad por el partido del Gobierno, el PP.

Anuncios
Anuncios

La marea morada (quizá ahora también verde o roja comunista) observa con buenos ojos los últimos datos del CIS que otorgan a la coalición Unidos Podemos la segunda fuerza y recortando distancias con los populares. Sin embargo, lejos del pensamiento generalizado que afirma que este sorpasso supondría la llegada de un gobierno del cambio, lo cierto es que alimenta todo lo contrario: el mantenimiento de Rajoy en la Moncloa.

Anuncios

Si el PSOE queda relegado a un tercer puesto, lo más seguro es que su secretario general, Pedro Sánchez, dimita de inmediato. Ello llevaría a una profunda crisis interna en la que los barones socialistas entrarían en pugna por liderar un nuevo proyecto. A su vez, las viejas glorias del partido, para evitar que el desangre sea mayor de lo que supondría ser terceros por primera vez en más de 30 años, se cerrarían en banda para alcanzar un acuerdo con Unidos Podemos.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Es más, Jordi Sevilla ya lo ha dejado entrever en una reciente entrevista.

Lógicamente, un partido sin capitán al frente del barco no puede sumirse en la aventura de formar Gobierno. Necesita tiempo para estructurarse de nuevo. Por eso, la opción más idónea para el PSOE pasaría por abstenerse (nunca votar SÍ pues las consecuencias pueden ser mortales) y dejar que el PP, con o sin Rajoy en función de los intereses impuestos por Albert Rivera, volviera a gobernar.

La oportunidad que existe para desbancar al PP del Gobierno pasa porque el sorpasso no se produzca. De esta forma, los de Sánchez estarían en condiciones de liderar un proyecto alternativo al presentado por los populares. Eso sí, sería necesario que la suma PSOE+Unidos Podemos diera 176, porque de lo contrario volveríamos al escenario del 20D y todos sabemos en qué derivó debido a los egos partidistas de la llamada "nueva política".

Anuncios

Desde un punto de vista más utópico, podría darse la situación de que Unidos Podemos acabase como primera fuerza. Entonces, el gobierno de izquierdas sí que sería más factible, pero como todas las encuestas indican, este panorama es altamente improbable.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más