Todavía con la resaca del debate a cuatro hay conclusiones que muchas fuentes insisten en resaltar y otras fuentes tratan de no darle importancia, siempre dependiendo el grado de afinidad con dicho partido. Las palabras que Albert Rivera manifestó en el debate sobre el liderazgo de Mariano Rajoy del Partido Popular, al que incitó a recapacitar y pensar si era lo correcto, un claro ataque directo en el que le dejaba cristalino que para un posible pacto post electoral el actual líder popular debería plantearse echarse a un lado.

Estas palabras junto con su benevolencia con el líder socialistas hizo enfurecer a la parte más conservadora de la sociedad que llegó incluso a comparar esa actitud con la de los “radicales” de la CUP, quienes pidieron y consiguieron derrocar el liderazgo de Artur Mas.

Sin embargo la parte social que se identifica con la izquierda se tomaron estas palabras con humor pues hemos podido saber que para muchos no significó nada ya que no tienen duda de que si es necesario Rivera pactará con el Partido Popular esté o no Rajoy.

Varios dirigentes populares han salido en defensa de Rajoy, no tanto tras el debate, sino en la pasada legislatura cuando Rivera planteó la misma propuesta. Rafael Hernando no titubeó a la hora de denominarlo como corre, ve y dile del Partido Socialista, o declaraciones de la Vicepresidenta en funciones, Soraya, que le habla claro y le dijo que el señor Rivera no debe entrometerse en los asuntos internos de otros partidos.

Por el lado del otro gran rival de la formación naranja también pudimos obtener declaraciones muy jugosas.

Son varios los líderes de Unidos Podemos los que han afirmado que aunque Rajoy abandone, si el equipo sigue es lo mismo, sólo un lavado de imagen. Pero los líderes de la formación morada han insistido, desde que empezó la campaña electoral para el 20D, en la legislatura pasada y en la actual campaña, de que Rivera pactará con quien tenga que pactar, dándole igual PSOE o PP.

En cada una de estas declaraciones hacen referencia a los pactos llevados a cabo por Ciudadanos tanto en Andalucía como en Madrid.

Por su parte el PSOE ante estas declaraciones no se ha pronunciado, sólo ha dicho que no pactará con el PP ni con Rajoy ni sin él. Sobre Rivera no han afirmado nada y en esta campaña PSOE y Ciudadanos están siendo muy benevolentes entre ellos, algo que no ha pasado desapercibido para los analistas sociales y políticos, pero sin duda alguna y en tintes generales es que son los que menos pueden reprocharse.

La duda que ha surgido en medios, analistas y personas públicas es si Rivera cumplirá con su palabra o tras las elecciones se le olvidará lo dicho, no sería la primera vez que si la derecha suma lleguen a un acuerdo como en otros lugares, pero eso es harina de otro costal.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!