El Instituto de Política Familiar (IPF) acaba de presentar un informe sobre la evolución de la familia este último período. Eduardo Hertfelder, presidente de la institución, sostiene que en la actualidad la familia española no está conformada como tradicionalmente se piensa un hogar. Por lo contrario, y en aumento considerable, hablamos de familias que no pueden conciliar la vida laboral con el hogar y esto genera insatisfacción, asegura Hertfelder.

Así mismo, el presidente del IPF sostiene que existe un abandono por parte de las instituciones públicas de todas las áreas que involucran y afectan a la familia.

La falta no es solo económica, tampoco los derechos familiares están garantizados según el responsable de la institución, especialmente el de tener la cantidad de hijos que se deseen. Tampoco, sostiene Hertfelder, se asegura desde el Estado el derecho que tanto niño y adulto tienen de una estabilidad conyugal y familiar. La conciliación entre la vida laboral y la familiar, y el derecho de los padres a la libre elección en la educación de sus hijos. Tampoco se garantiza, estos datos convierten a España al país de la Unión Europea que menos repara en ayudas familiares.

El documento que acredita las afirmaciones de Eduardo Hertfelder revela que el aumento en la población de cerca de 9 millones de personas, se debe fundamentalmente, a la natalidad por parte de madres extranjeras.

Concretamente, 1 de cada 5 partos es de madre extranjera. Al día, en España, nacen cerca de 1.170 Niños, lo que sumaría unos 427.050 nacimientos anuales. No obstante, se requiere de 719 más nacimientos diarios, para asegurar el reemplazo generacional. En números fríos, el índice de fecundidad de cada mujer está en 1,32 hijos, mientras que los cálculos estiman que para un correcto nivel de reemplazo sería conveniente que fuese de 2,1 hijos por mujer.

El informe presentado esta semana a los medios de comunicación por el Instituto de Políticas Familiares, asegura que diariamente se producen 1.431 gestaciones, de ellos, alrededor de 260 finalizan este embarazo con un aborto. Aproximadamente, de los 260 abortos diarios, 28 se corresponden a madres adolescentes.

También se informa en el texto del IPF, que las mujeres españolas son, dentro de la Unión Europea, las que más tarde tienen a su primer hijo. La edad promedio ronda los 32 años, excepto en el País Vasco, Galicia y Castilla y León, donde el promedio es de 32,4 años. Se cree que, una de las causas de la baja natalidad que afecta el país, se debe a la edad avanzada de las madres lo que imposibilitaría una vasta descendencia. Sin embargo, sin que esto sea del todo errado, la mayor parte de las mujeres españolas que deciden prorrogar la maternidad, no tiene en mente formar una familia numerosa, con lo que no sería una consecuencia directa.

Para el Instituto de Políticas Familiares, la falta de medidas estatales destinadas a proteger y fomentar al núcleo familiar está provocando un vaciamiento de los hogares.

De no modificarse esta situación, se cree que para el 2025 la mayoría de hogares españoles estaría conformado por apenas 2 personas

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!