Desde que comenzó este caudal de presuntos corruptos no ha cesado el día en el que no saliese un nuevo caso. Al principio, y todavía hoy tras innumerables casos, el Partido Popular en general y el Gobierno más concretamente han afirmado que son unos casos aislados o como ellos dicen “unas manzanas podridas”.

¿Cuál es el número para pasar de ser casos aislados a ser una organización criminal?

No existe un baremo que dictamine el número a partir del cual se hable de organización, pero lo que sí sabemos es que no son casos aislados en el Partido Popular. Estas “manzanas podridas” ya afectan a todo el Partido Popular, y un juez ha abierto un proceso para juzgar al Partido Popular por organización criminal, de Norte a Sur y de Este a Oeste España ha sufrido el mayor desfalco de toda su historia desde las bancarrotas de Felipe II.

¿Se ríe el Partido Popular de los ciudadanos españoles?

Oficialmente no, pero según las fuentes consultadas y los datos aportados por diferentes instituciones internacionales en relación a la Evasión fiscal, comisiones, desfalco de las instituciones… muestran que son los populares quienes consideran que los ciudadanos españoles se lo creen todo y que con fútbol y bandera (“Pan y Circo” como en la Antigua Roma) seguirán apoltronados en sus asientes con una inmunidad total. Actitud que revela que tienen mala consideración de los españoles y encima siguen tratando de coartar la independencia intelectual.

Hemos podido conocer hoy que la Fiscalía ha denunciado al popular Vicente Martínez Pujalte por presunta falsedad y cohecho. La fiscalía considera que Pujalte, presuntamente, simulaba pagos por unos trabajos que no se realizaban. Acción que llevaba a cabo mientras ocupaba su escaño de diputado en el Congreso de los Diputados.

La denuncia no sólo se dirige a Pujalte, también contra la ex – senadora Ana Torme, Alejandro Ballestero de Diego (ex diputado del Partido Popular) y otras figuras relacionadas con las empresas que presuntamente pagaba a Vicente M.

Pujalte, pagos que se hacían siempre a través de la empresa Sirga XXI Consultores.

La Fiscalía se basa en que el asesoramiento que recibían, las empresas que presuntamente pagaban a Pujalte, era de manera verbal, no quedando ningún registro y no aportando ningún tipo de informes que pudiesen respaldar la realización de una labor profesional que deba remunerarse.

Una vez más la información deja en duda la honorabilidad y la respetabilidad de muchas figuras políticas que dan tantas lecciones de moral y que, según ellos, son los más serios, coherentes y capacitados para gobernar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!