Está claro que de producirse una tragedia marítima ya sea naufragio, gran contaminación, Crisis humanitaria, ataques piráticos, terrorismo, incendio o conflicto bélico no solo será necesaria el concurso de la Armada sino de la participación de todas las agencias estatales militares y civiles e incluso el concurso de institución civiles.

El caso del Prestige y la actual crisis de refugiados en el mar en el Mediterráneo Oriental son ejemplos de esta necesidad de cooperación.

De este modo y con el objetivo de pulir la cooperación de las distintas administraciones a la hora de enfrentarse con una tragedia en la mar es que se celebran periódicamente los ejercicios MARSEC (Seguridad Marítima) en que las distintas administraciones trabajan juntas para resolver diferentes supuestos, hasta un total de 16, de tragedia en el mar.

Estos van desde el naufragio a la contaminación biológica, atentados terroristas, combates contra piratas, choques entre barcos o la atención a los refugiados. Para poner a prueba a todas las instituciones: Armada, Guardia Civil, Vigilancia Aduanera, Cruz Roja y por supuesto Salvamento Marítimo, los escenarios se reparten en toda el litoral marítimo español para probar todas las posibilidades.

Y en esta variedad de escenarios el II acometido en aguas de Cartagena nos pone en una escena típica de desastre naval.

Escenario II

El escenario nos muestra un cuadro de desastre que desde luego seria primera plana mundial de acontecer. Un ferry de pasajeros, interpretado por el transporte de ataque "Martín Posadillo", choca contra un petrolero iniciándose un incendio de grandes proporciones en el ferry tocado y un derrame generalizado de combustible.

Los primeros en intervenir contra el incendio son los propios servicios contraincendios del buque que pronto se ven superados por la virulencia del mismo por lo que piden ayuda que llega en forma de un segundo equipo del buque de asalto anfibio "Castilla" que por lancha aborda el barco siniestrado y se une a la lucha contra el fuego.

Desde el "Castilla" que dirige la operación se piden refuerzos que llegan en forma de una patrullera marroquí, "Chaid Choukri" que se encontraba por la zona que aporta un nuevo equipo antiincendios y una patrullera de la Guardia Civil, otra de Vigilancia Aduanera y el patrullero "Formentor" de la Armada que se suman a la lucha contra el fuego que pese a los esfuerzos se extiende y más por la superficie del mar por el combustible derramado.

Naufragio

La incorporación de los buques "Salvamar Mimosa" y "Clara Campoamor" con sus potentes cañones antiincendios alivian algo la situación extinguiendo el incendio marítimo pero el ferry interpretado por el "Martín Posadillo" es ya irrecuperable por lo que se da orden de abandonar el buque.

Aunque tripulación y pasajeros han ido abandonando el buque ordenadamente y las balsas salvavidas se ocupan diligentemente varios tripulantes acaban en el agua.

Rescate

Desde un helicóptero Sea King de la Armada un buceador salta al agua para en el mar a colocar el arnés de rescate a tres supervivientes y hacer que sean izados a la aeronave.

Minutos después un helicóptero de Salvamento Marítimo repite la operación con otros tres náufragos, buceador mediante, y como los anteriores son evacuados al hospital del "Castilla" donde serán tratados de quemaduras y contusiones varias.

Todo ha sido un simulacro pero testar la capacidad de trabajo conjunto de las instituciones en escenarios de emergencia en la mar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!