El circuito de Montmeló que alberga dos de las tres citas más importantes del motor que se celebran en España se encuentra apenas de media hora de Barcelona, en el pasado año 2015 los datos económicos que arrojaron ambas competiciones fueron de 340 millones de euros, ingresos que percibe Cataluña en apenas  6 días que duran las mismas, en Fórmula 1 dos de cada tres asistentes que recibe Montmeló pernocta en hoteles de Barcelona, mientras que los  que asisten a moto GP  lo hacen en un 50%, los de Fórmula 1 dejan una media de 1.008 euros por persona en un fin de semana y en Moto GP  el gasto se sitúa en 533 euros por persona.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo la alcaldesa de Barcelona no quiere ninguna de estas competiciones por considerarlas elitistas, apenas asumido su cargo declaró su intención que ambas carreras no fueran subvencionadas por el Ayuntamiento de la ciudad condal  y considera prioridad invertir el dinero que el Ayuntamiento dedica a las carreras  a becas de comedor.

El gobierno municipal a pesar de la insistencia de expertos en economía, que aconsejan no despreciar ese ingreso de 340 millones de euros que ingresa Cataluña y que en un 95% se quedan  en Barcelona, insiste en retirar ambas competiciones “aunque de forma gradual, para evitar las consecuencias perjudiciales que provocará esa retirada”, Colau, decidida a partir del  próximo 2017 a comenzar las negociaciones para borrar las dos carreras de los eventos que subvenciona su consistorio.

Anuncios

El circuito de Montmeló tiene una actividad de 332 días al año, motivo por el cual genera puestos de trabajo fijo, 4.423 personas trabajan en el circuito, más otras 10.000  a  lo largo del año, en contratos temporales, pero estos puestos de trabajo no parecen ser de importancia para la alcaldesa, que sigue insistiendo que ambas competiciones son elitistas y no son para nada prioritarios dentro de la política que lleva adelante la alcalde de Barcelona.

340 millones de euros al año, generados a través de los 75 mil visitantes a los dos eventos deportivos que alberga Montmeló en dos fines de semana y 4.423 puestos de trabajo, con una subvención de 20 millones de euros al sector hostelero y del propio circuito no son del agrado de Colau, que ha preferido entrar de lleno en una guerra contra ambos, la alcaldesa prefiere  las becas de comedor e ignora de forma despectiva a los miles de personas que allí trabajan y que a partir del próximo año pueden quedarse sin trabajo.

Mientras tanto, personas cercanas al circuito contemplan incrédulos cómo por una cuestión de criterios , esta actividad pueda desaparecer de Cataluña, Manel Arroyo, uno de los responsables de organización de Moto GP en Montmeló afirma que sería un grave error el borrar ambas competiciones de Barcelona, los expertos económicos también, pero Colau ya erradicó el encuentro anual de las Harleys, por lo que es más que posible que también lo haga con estas dos competiciones. 

 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más