Madrid tiene un problema concreto respecto a la conciliación, el mismo que presentan las grandes ciudades del mundo. Las distancias y las jornadas partidas dificultan los intentos de subsanar la situación.

“El principal escollo en Madrid es el de las guarderías, los comedores escolares y los horarios del mediodía tan dilatados en las empresas. Sabemos que ni la guardería ni el comedor escolar son opciones para la conciliación en sí, pues de lo que estamos hablando es de estar realmente más tiempo con los niños, pero hemos realizado una fuerte apuesta por las guarderías con el fin de que los padres puedan elegir con facilidad aquella que mejor les venga, con un programa de cheques guardería único y que ya beneficia a 31.000 familias.

El programa de becas-comedor ya lo hace para otras 100.000” asegura Isabel Díaz Ayuso, portavoz adjunta del PP en la Asamblea de Madrid.

“El mundo empresarial, sin embargo, es el principal escollo para los padres y madres. Por eso, las empresas que más políticas de conciliación están poniendo en marcha, tendrán acceso preferente a subvenciones y líneas de financiación públicas.”

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!